sábado, marzo 24, 2012

Llegó y se instaló la gran calor

y estoy feliz por eso.

El cielo, las radios, los chicos en cuero

yendo en bici a la pileta del club suboficiales,

yo también voy.

Todo el panorama reseteado.

Las mortajas del invierno sepultadas

hasta junio en el armario.

Descarga, viejos archivos comprimidos.

Otros recién abiertos, flamantes:

mi vida.

Voy a poner un mar de fondo de pantalla.

O mejor, le voy a sacar una foto al cielo,

que es una losa celeste, sin motas

y la voy a cargar en la compu

para poder verlo todo el tiempo.

Incluso de noche.

Incluso desde un interior.









Fernando Calero,
Una destrucción muy fina.
Uno de los títulos nuevos que acaba de lanzar Determinado Rumor.
Están muy buenos todos, bajenselós.

1 comentario:

Mista Vilteka dijo...

¡Bellísimo!

¿Qué tal lo de la mota? Una pintura bella de una acción tan sencilla...

¡Gracias!

F.