miércoles, febrero 08, 2012


Lo primero que me dijo mi vecino, Ricardo, cuando me mudé a Villa Urquiza, fue que a la vuelta vivía el director de Pronto pero que, más importante aún, a una cuadra vivía Luis. Dijo Luis, a secas, porque es del barrio. Y si sos del barrio, es como si fueras de la familia. Luis, además de todo lo que era, también era el orgullo de la calle Iberá. Con mi marido, cada vez que pasábamos por esa puerta azul que los hijos de puta de Perfil acribillaron a fotos, la tocábamos a modo de saludo. A veces decíamos Hola Luis, como si nos estuviera escuchando del otro lado.
Vamos a seguir pasando. Vamos a seguir diciendo hola Luis. Y tocando la puerta azul a modo de contraseña. Porque somos del barrio, como de la familia.

2 comentarios:

victoria dijo...

yo paso la mano por mi equipo de música mientras suena su voz. también lo siento muy cerca así...

Julia dijo...

Yo también soy del barrio, Nicoleta, y con mi novio pasamos por su puerta el 14 de febrero mientras nos quedamos mirando, diciendo algunas pocas palabras. Fue un festejo muy significativo de San Valentin.