jueves, febrero 24, 2011

Lazos de familia (siguiendo la pista de bombo imantado)

Mis padres se hacen hippies a los 55. Montan un parador en la playa, preparan caipirinhas y dicen cosas como "tenemos una pareja de clientes gay divinos, son lo más". Votan a Macri y van a misa.

Mi hermano se hace surfer a los 30. Se compra una tabla, el mejor traje de neoprene, dice cosas como "la ola izquierda te agarra así, la ola derecha se surfea asá" y no tiene problemas en mearse encima para combatir el frío del mar. Vota a Duhalde y es ateo.

Yo me vuelvo conservadora a los 32. Quiero una casa con jardín en un barrio sin bares modernos y ya tengo discusiones del tipo "no, a mi hijo no le pondría televisor en su cuarto". Voto a Cristina y soy agnóstica.

En algo coincidimos: en la mesa familiar no se habla ni de política ni de religión. Ya no podemos evangelizarnos.

5 comentarios:

mercedes dijo...

justo ayer vi The Kids Are All Right, otra familia diversa!

Micaela Sofía Gonzalo dijo...

Qué bárbaro

Berenice dijo...

Hola,me encantó este post (y el blog, claro).Esta bueno "no evangelizar" más, ni con las ideas religiosas ni con las ideas políticas.Bastará con una buena comilona global para volvernos más tolerantes, menos intransigentes?? O pelearíamos por el menú???
Saludos.B

Julieta dijo...

la idea es no atragantarse con la comida

Ana dijo...

ahhh GENIAL! Voy a usar ese argumento en las mesa familiar para obviar la discusión política que, otrora enriquecía y hoy atraganta y es presagio de matanza!