domingo, enero 03, 2010

Frente a nosotros la montaña perfecta con una nube gorda que le hace seguimiento personal. La mirada en la cumbre, retamas que mueve un viento que parece querer llevarnos a algún lado, lupines de geometría increíble, bares donde no saben preparar un licuado. Está muy bien la radio, una estación de Classic Rock donde pasan Van Morrison, Janis y los Stones más hippies. Podríamos quedarnos así para siempre, sintonizando el lago de profundidad incierta, un empapelado a flores para pestañar, pensar que todo es producto de un corazón colocado, pero abrir y seguir viéndolo.

3 comentarios:

chino dijo...

Pasate por el bolsón!


beso

girlontape dijo...

viva el classic rock, el lago de profundidad incierta y este post: hermosura total.

Andrés dijo...

Nicoleta, Mercedes: muy buen blog.
Llegué a través de su novela.
Ya agregué su sitio en los links de mis blogs.

Salu2!