sábado, enero 31, 2009

Desahuciadas

La campeona pone en imagenes un lugar que alguna vez ideamos aca...

hay que trabajar


Gracias Javier S. y Juli E. por hacerme llegar tan inspiradora imagen.

jueves, enero 29, 2009

Otras cosas que suceden

-Pienso, por ejemplo, en comprarme un libro de jardinería. Las plantas, de pronto, se volvieron un mundo excitante ahora que tengo un jardín dónde proyectarlas. A mí, que cada vez que me voy de viaje decido matarlas, así, con ganas. Ahora imagino que compro arbolitos de quinotos, o que aprendo a podar rosales. Lo de la pasión por las plantas tal vez sea como el instinto maternal: no lo sentís hasta que lo sentís.

-Me compré tres CDs en Musimundo. Rarísimo. Y además, son de canciones que tengo repartidas en otros discos. Pero no sé, los vi ahí y me dije: ya nadie hace esto, hagámoslo. Me acerqué al mostrador con mis greatest hits de Blur, Pulp y Depeche Mode y vi cómo el cajero me miraba. ¿Segura que vas a comprar CDs? Sí, aunque no sé por qué lo hago. Estuve a punto de llevarme el DVD de Esperando la carroza por sólo $10 (promo) pero me pareció que me iba a dar sobredosis vintage.

-También pienso que hay cosas en las que ya no pienso. En fiestas, por ejemplo. Ya no me agencio alguna fiesta o programa desde el miércoles para calmar la ansiedad del fin de semana. Ya no pienso que la fiesta está en otro lado. Hace unos días le dije a MG que me estaba agarrando una "sensación de adultez". Tal vez de eso se trate todo esto.

miércoles, enero 28, 2009

La escena es una cacería, un ciervito parado en dos patas mientras un hombre toca una trompeta y otro le apunta a la frente. En la imagen congelada, ciervo y cazador están pintados con los mismos colores. Un detalle que debe haber notado el animal: hace tiempo que perdió el miedo.

lunes, enero 26, 2009

Cosas que empiezan a suceder

De pronto me encuentro sacando esa habilidad entrenada y olvidada para calcular el talle de un bebé, eso que hace tanto no decía como, sepa señora que si dice 6 meses es HASTA los 6 meses. Pero como no tengo a quién decírselo, lo repito en la cabeza. No, el 0 como talle no existe, señora, lo usa una vez y lo regala, no le conviene. Lleve hasta 3 meses. Y revuelvo, y algo se me estruja acá, adentro. Estoy contenta, emocionada, creo que hasta lloraría en el medio del local de ropa. O abrazaría a la vendedora y con ese pasado cómplice y tortuoso que nos une le diría: "¡una de mis mejores amigas acaba de ser mamá! ¡Dame lo más lindo que tengas!"

domingo, enero 25, 2009

Hablamos bajo la autopista, una nena de dos años pasa con la madre y me agarra de las piernas, es una pequeña amiga, los niños vienen a mi, otros niños, muy niños también, anclados en alguna quinta, alguna escena familiar, lejana, una hermosa casa perdida que vuelve en las pesadillas, me agarra de la pollera, no me suelta, me hablabas bajo una autopista, siempre, el ruido de los autos no me dejaba entender, exactamente, qué me decías, la niña camina con dificultad, baila a veces, caminar es un deporte extremo para una niña de dos años, el amor es un deporte extremo para mi, los autos que pasan, no me dejan entender, qué me decías, por qué, siempre el ruido, sordo, y los niños que no saben expresarse, sólo tiran de la pollera, tal vez soy yo, necesitada del ruido de los autos como metros bajo el agua, me miran desde abajo, más abajo, estoy yo, y qué dicen, no lo se.

jueves, enero 22, 2009

Cosas que pienso cuando salgo de la redacción

Debería meterme en el mar pero me fui de ahí hace tiempo. Entonces me meto en el medio de Florida que no es un mar de gente como dicen porque el mar es silencioso y liviano. El mar te limpia. Florida no. Florida es como un lodo que te empasta y te chupa contra su cemento. Pero también es una cinta transportadora de cabezas que piensan como yo, en algo, las 24 horas del día, sin parar. Se me ocurre un poema y lo empiezo a escribir mentalmente. Después me lo olvido, por completo, y sigo, entre la gente. Pienso en el miedo, por ejemplo. En un miedo que siempre está, latente. Lo siento en la piel, en la punta de los dedos, en la boca del estómago. Busco señales que lo paren, una imagen. Pero nada dura: la calma son como esas islas que se ven desde el avión y al segundo desaparecen. Y otra vez el miedo, que se encoge en la orilla para rearmarse allá, mar adentro.

miércoles, enero 21, 2009

La cabeza hace esas cosas

Te convence de algo y al minuto te desconvence.

te doy una changa en mi vida

No un protagónico, así como una "participación especial", algunos capítulos. Más ahora, el verano, el rating viene medio para abajo, viste.

domingo, enero 18, 2009

Antídoto contra el domingo

sábado, enero 17, 2009

"Era una discusión personal, no política"

Vos en la calle con cara de preocupado, la oreja pegada al teléfono, y yo yéndome a comprar ropa a Falabella. Diferentes opciones para salir de este lugar.

De nuevo

cambiamos el miedo por un barco que no vemos
todavía: es tu plan
yo meto brotes en macetas viejas que deberían sobrevivir
al próximo invierno
y vuelvo a medir el tiempo en estaciones aniversarios cumpleaños
despedidas casas cortes hijos ex parejas a veces otro día
pero sin vértigo
no sé por qué este hombre que debería venderlo todo
antes de que se le derrita con la próxima sacudida de durmiente
habla de los italianos
ellos dominan el mundo dice y
no pretende vender nada
mientras predica su teoría de la conspiración que no es poco
para un viaje en tren de mi casa a la tuya cuando sé
que en tu heladera cuelga la foto de nuestra propia teoría.

viernes, enero 16, 2009

cumplir años en enero



jueves, enero 15, 2009

Que esté fuera del mercado no impide que me pregunte cosas como...

¿Un pasante como éste, que no debe tener más de cuatro años, que me habla en tono canchero y con media sonrisa clavada en la boca, pensará cosas como "a ver si puedo con la veterana"?

(Epígono de "Sobreestima")

lunes, enero 12, 2009

el verano se presta a devaneos de todo tipo

Y las películas siempre, como un conjuro contra todo mal.

jueves, enero 08, 2009

Sobreestima

Siempre que un hombre me pide la hora, creo que me quiere levantar.
Siempre que alguien con acentro de extranjero me pregunta una calle, creo que es un argentino piola que me quiere levantar.
Siempre que estoy contenta, creo que me quieren levantar.

Nunca nadie me levantó de ese modo, nunca.

(Para vos, martinfrancisco).

lunes, enero 05, 2009

hay verdad en las lecturas veraniegas

"Los hombres fríos destruyen a las mujeres. Las cortejan con algo afable que sacan para mostrarlo, algo anexo a sus almas como un invernadero falso, te llevan hacia él, y crees que ves la vida y la vitalidad y el sol y el verdor, y después, cuando los amas, te llevan a su verdadera alma, un salón de baile cavernoso, vacío, lleno de corrientes de aire, arqueado y abovedado inexorablemente, un lugar que se burla de ti con sus ecos... oyes cómo todo lo que has sacrificado, todo lo que diste, aterriza con un ruido sordo y fuerte. Cierran el invernadero con llave y, de pronto, tu eres tan chiquita como una figura dibujada en un plano de un arquitecto, un borrón sin cara, una mancha de miembros como palitos, abandonada en un voluminoso desierto de piedra".

Es Lorrie Moore. Sigue.

"Eso es lo que anda mal con la gente fría. No que tienen hielo en el alma, todos tenemos un poquito de eso, sino que insisten en que cada una de sus palabras, cada uno de sus actos, sean un espejo de ese hielo. Nunca aprenden la belleza o el valor del gesto. La necesidad emocional. Para ellos, todo es sinceridad, sinceridad antes que belleza, verdad antes que arte. El amor es arte, no verdad. Es como pintar paisajes. "

domingo, enero 04, 2009

Oh, facebook

"Personas que quizás conozcas: Jorge Telerman".

(El dato: tenemos 40 amigos en común)

viernes, enero 02, 2009

Y después del whiskilín

jueves, enero 01, 2009

empecemos el nuevo año

Con lo que hace falta. Felicidad.