jueves, diciembre 24, 2009

Para J

Una calle que se llame convicciones
para arrancar la marcha
como si hubiéramos subido a la terraza
a mirar el pueblo en sus formas simples
el viento azotar las ventanas de los que no salieron.

No se de qué se trata todo esto
recibir las cartas con tu rubrica
los dibujos que en la nieve dejan
tus botas de montaña alta.

Mientras dura el invierno incandescente
contamos para adentro los días seguros
nos acordamos de ese chico
que vimos haciendo malabares con brasas
aquella vez
brasas diminutas como estrellas
sus manos permanecían intactas.

2 comentarios:

Pau dijo...

me gustó mucho

mercedes dijo...

Gacias!