lunes, diciembre 28, 2009

No lo puedo explicar

Pero hay días en los que me arrepiento de todo: de cómo me vestí, del colectivo que me tomé, de lo que le dije a mi madre por teléfono, de lo que escribí en una conversación de chat, de lo que escribí en una nota, de lo que elegí para cenar, de lo que pensé la noche anterior, del libro que me llevé a la cama, de lo que le conté a mi compañera de banco cuando tenía once años, de la patada en los huevos que le pegué a mi hermano a los doce, de haberme pintado las uñas de rojo.

10 comentarios:

Lila dijo...

pms? me pasa

=Jota= dijo...

me pasa, es cierto (salvo lo de pintarme las uñas de rojo)

Julia dijo...

yo tampoco puedo explicarlo... lo bueno de arrepentirse es poder subsanarlo, no? hoy hice algo de lo q me arrepentí y por suerte no era tarde. la cagada es cuando no hay tiempo para arrepentirse.

Cronfelds dijo...

Sin embargo, lo explicaste muy bien!

Male dijo...

En una época, en la adolescencia, me jactaba de no arrepentirme de nada. Me enorgullecía sentir que todo era "por algo" y nada era casual y que entonces blablablablá. Qué naba.

Lara dijo...

Que espantosa sensacion esa de desencajar en todos lados...
Para mi, tiene que ver con lo primero. Es decir, cuando lo que te pusiste no te queda como imaginabas...
Parece una tonteria, pero sentirnos mal vestidas, hace que nos sintamos inadecuadas todo el resto del dia.

Padma. dijo...

1) Yo tengo épocas así, no días.
2) Recorriendo una libreria elegí para mi amada prima "te pido un taxi" porque me pareció que iba a estar muy bueno. Ahora entro al blog por primera vez desde el link de charlotte y descubro que son ustedes las autoras, que chico que es el mundo.
3) Feliz año nuevo!

Hermanos Dios (Mayor) dijo...

No me arrepiendo de este amor, inmortalizó Gilda.

Hay algo de vanidoso en esto de vociferar a los gritos que no me retracto, no me cuestiono, no me arrepiento, no? o será posta, sentido, visceral? creo que cualquiera de las dos opciones son válidas.

¡Felicitaciones por la publicación de Te pido un Taxi!

mercedes dijo...

gracias!!

Piaf-ante dijo...

A veces me arrepiento de haber trabado partes de mi vida con arrepentimientos y culposidades.
Cuando el arrepentimiento se acumula y superpone, es como pus que enevenena la sangre, y no es fácil atravesar el fino cuello de botella-embudo del arrepentimiento.