viernes, diciembre 18, 2009

En un mes rompí

-Tres botellas de vino (dos en el súper chino, bajo el pregón del dueño: Callia, Callia, Callia, 15 pesos, en ambas ocasiones)
-Dos vasos (estoy usando los descartables de la última fiestita)
-Una ensaladera (con ensalada adentro, recuperé los tomates cherrys de entre los pedazos de cerámica, es que están carísimos)
-Una maceta (y ahora la planta vive en una bolsa, sobrevive).

Ya no sé a quién echarle la culpa. Creo que me voy a comprar un gato.

8 comentarios:

perra de agua dijo...

son rachas, pasará http://perradeagua.blogspot.com/2008/04/supersticin.html

hermano dijo...

Ja!

Tal vez estás creciendo...

Julia dijo...

De chica me habían apodado manos de manteca.

manou dijo...

yo no paro de volcar vasos.

Protervo dijo...

a mi me decían goldfinger, porque hacía teta todas las casseteras de la radio en que trabajaba de operador.

Mundo Aquilante dijo...

Señal de inquietud. Romper cosas es eñal de inquietud y señal de inquietud es sanidad espiritual y física. terminar con algo implica empezar otra cosa. Peor los que no pueden romper con relaciones amorosas terribles, vacias de amor, sólo porque romper está mla visto.

Saludos desde Mundo Aquilante!
Rompe paga

j. dijo...

Un gato no, a ver si lo rompés, pobre animal. :)

Fequin dijo...

A ver si te sirve de consuelo, aunque lo mío fue en dos semanas:

- auto x dos
- heladera
- auriculares
- manga de camisa enganchada en picaporte

Fequin