viernes, noviembre 13, 2009

Ok, viernes 13

Salgo en auto ajeno con la misión de conseguir ese libro raro que me pidió mi hermano para su cumpleaños, cometo el error de sumergirme motorizada en el medio de la ciudad, estaciono a diez cuadras del objetivo, camino y compro, pido que me lo envuelvan para regalo, hago veinte metros yse larga el chubasco, meto el regalo debajo de la remera, la remera se moja y destiñe el papel, corro al estacionamiento, chorreo, entro al auto y me meto por la peor avenida del mundo, quizás del universo, llego hasta el cruce de Córdoba y Anchorena, doblo para poder respirar, el semáforo me frena, qué linda la lluvia cuando en la radio suena... paf, le veo la cara, tiene una remera blanca, es morrudo, acaba de golpear el vidrio del acompañante, no entiendo, arranco, y ahora sí entiendo, la ventana se craquela y empieza a caer como una lluvia, peor que el diluvio de afuera, estoy entera, la cartera está ahí, ¿y el libro?¿me robaron el libro?¿me lo olvidé en el estacionamiento? Voy a llorar, sí, voy a llorar, estoy manejando con una ventana que se cae a pedazos con cada cuneta al mismo ritmo que los gotones de agua agujerean el asiento, no veo nada, no se ve nada, voy a llorar, freno ahí, en el medio de todo, ese agujero que antes era ventana me da miedo, siento que una mano me va a abducir, freno, pido ayuda, en el seguro me dan las coordenadas del hombre que me va a salvar, el hombre que me va a salvar me dice que en una hora lo tiene todo arreglado, que me siente en ese living de gomería si quiero, está el diario, hay revistas y la tele, no sé por qué me pongo a leer una nota de mayo de revista Para Ti sobre abuso sexual, voy a llorar, mejor Clarín y la telenovela sindical, o la tele, ahí está la ciudad inundada, los autos con agua hasta la ventana, el colapso total, los titulares catástrofes que animan una soporífera tarde de viernes y una imagen conocida: ¡ese hombre se está ahogando en la esquina de mi casa!
Pero, al final, no lloré. Y los chicos del estacionamiento me estaban esperando con el libro en la mano.

3 comentarios:

PM dijo...

¿qué libro era? que tarde de mierda tuviste, che

La Criatura dijo...

todo por un libro raro...

¿los poemas de pototo francese?

Agu dijo...

Genial (no lo que te pasó, sino el texto, claro). Quedé tensionada jeje