viernes, agosto 14, 2009

Una era termina

Hubo un velero con marejada en el medio del mar Tirreno que pense que naufragaba mientras el resto de la tripulacion comia arroz con atun, tomaba cerveza y reia de mi cara de "mirar solo a un punto fijo como me ensenio mama", hubo napolitanos de no mas de doce anios que gritaban quien sabe que mientras pasaban a toda velocidad con sus motonetas y nosotras solo podiamos pensar que se estaban entrenando para la camorra, tan influenciadas por el cine que estamos, hubo un hostel en Positano con la mejor vista del mundo despues de subir (y bajar) las escaleras la cielo, hubo un tren perdido por un bus retrasado con chiquitos vomitando de tanta curva que tiene la costa amalfitana, y un ferry de 15 horas mal apodado el ferry de la muerte cuando despues vino el verdadero tren de la muerte de cinco horas de Patras a Atenas en el que nadie sabia donde bajarse y hubo que hacer una encuesta en la que el resultado fue "hay que seguir a la de verde", hubo una noche en Plaka con una Atenas desierta y perros callejeros que nos seguian pero, por sobre todo, hubo ninitos en cada hostel que con mi respuesta de "tengo 30", respondian: treinta!!!!!!!!!?????? y les parecia que ese numero era una cifra incalcanzable. Creo que estoy pasada para esto de ser mochilera.

5 comentarios:

Tommy Barban dijo...

Pero cómo, a tu edad todavía no aprendiste que siempre siempre siempre hay que contestar "tengo 29"? Acordate cuando te llegue el momento de contestar "yo? 39".

L>S>D>A dijo...

De pronto me doy cuenta de que hicimos un viaje muy parecido. La diferencia es solo temporal, y en vez de ir al este yo seguí para el sur. Pero increíblemente tengo una imagen propia para casi todo lo que describís.

Raro.

Male dijo...

en atenas hay bocha de perros, no sé qué pasa, que está lleno lleno lleno.
lo de ser mochilera yo ya lo tenía como un tachame la doble. me das esperanzas, me devolvés un poco la fe.

Tita dijo...

¿Es que todavía no han descubierto que los perros pueden aprovecharse para shawarmas y kebabs?

Paula dijo...

no hay edad pal mochilero, eso se lleva adentro. las ansias de viajar