sábado, agosto 29, 2009

Pierdo, rompo y vendo un celular, sigo pensando que los objetos se suicidan por nosotros, son el mal menor, se van porque hay que cortar un ciclo, que cambie el tiempo, llueva sobre todo lo que hay y vuelva a calentarse la tierra. Entonces acumulo por adentro, todos mis huecos están llenos de algo, se confirma que la naturaleza no tolera los espacios vacíos.

2 comentarios:

Juan Pablo Bertazza dijo...

Ojalá q llueva café (y ojalá que el suicidio de los objetos nos salve)
beso, compañera

hildo dijo...

y...si,deben ser ciclos,que por ahi se van.No?Hildo