jueves, julio 09, 2009

La pandemia que discrimina

Me miró con esa mirada de desprecio al género humano -misántropía que le dicen-, se levantó de mi lado y no sólo se cambió de asiento: lo vi, se cambió de vagón. ¡Y sólo porque tosí una vez! ¡Una vez y porque me atraganté con una mentholiptus!

8 comentarios:

a. prats dijo...

hoy una nena me miró mal en el colectivo porque tosí. Ella iba a adelante y yo atrás. Iba con la madre. Cuando me miró le saqué la lengua.

jimena arnolfi dijo...

sí, ayer me atraganté con un tic tac. la vieja que tenía al lado llevaba barbijo y golpeaba su asiento de tren a puño cerrado por cada tosida mía, maldecía y movía la cabeza como diciendo no-puede-ser.

Tyler Durden dijo...

Esta bueno para hacerse lugar en el tren ;)

bar dijo...

de mañana tengo un poco de alergia, y largo un estornudo aquí y allá . El sábado a la mañana una señora se cruzó de vereda ante mis inocentes estornudillos alérgicos.
la gente se va al carajo, pero yo por fin le encuentro gracia a mi problema.

Lusi!! dijo...

la gente esta muuy sensible hoy en dia... mal...

La Criatura dijo...

cuánto atragantamiento

hildo dijo...

hildo dijo...estoy podrido de tanta histeria

j. dijo...

Todos vamos a morirrrr!! Je.
Qué paranoia, la gente. No deja de tener gracia el asunto.