martes, julio 14, 2009

Dentista ochentosa

Bastante con estar sentada en posición semiacostada, con mi pecho cubierto con un baberito de globos y un hilito de baba chorreando por mi boca, la garganta tratando de tragar el otro resto de saliva para no morir atragantada pero evitando cualquier movimiento que corra el torno de su lugar y termine en el paladar porque el tubito aspirador nunca aspira, solo hace grrrrr y pellizca debajo de la lengua, y mis ojos de vaca degollada fijos en esa luz que parece el túnel hacia la eternidad, bastante, decía, con sufrir todo esto a las nueve de la mañana para que esta dentista junior, que muy coqueta combina su ambo violeta con zapatillas nike violeta, me diga, esperame un segundito que pongo música así esto se te hace más llevadero, y no va que pone play en su laptop personal -que la tiene específicamente para escuchar música- y empieza a sonar ... ¡Un grandes éxitos de Scorpions!

(El enano ochentoso estuvo a punto de salir de mi estómago, pero tiene exclusividad con VH1)

3 comentarios:

Julia dijo...

Tenes q cerrar los ojos para no mirar la luz al final del tunel. Yo prefiero q nopongan nada, después de todo, nadie va a salvarme de lo q me harán. Así de negativa.

Danixa dijo...

el canal VH1 suena un toque pandémico, ¿no?

Ignacio dijo...

No la critiques tanto que tu dentista fue muy certera. En comparación, cuando escuchás Scorpions el torno se te convierte en un trance de lo más agradable