domingo, marzo 15, 2009

¿Será por comer postre royal de vainilla?

Ella se despierta desarmada. Literalmente: se mira el cuerpo y lo ve desparramado en la cama. Nada está donde debería estar. Si es que hay un "debería estar". Como un big bang nocturno. Entonces se vuelve a dormir. Cuando se despierta, otra vez, cree lo mismo, pero no. Casi. Fue un segundo. Pero ya no.

4 comentarios:

Protervo dijo...

los hombres queremos kilos.

mercedes dijo...

yogurt casero, royal de vainilla, estamos en un acceso violento a la comida hogareña de guerra!

Argentino dijo...

hola, queria invitarte a que agregues tu blog a Argentino.com.ar
es un directorio de webs de Argentina y nos gustaría que estuvieras.
saludos

Diego

Oxide dijo...

hermosas las pausas del final. saludos.