martes, febrero 17, 2009

Porque la banalidad a veces es necesaria

Hay días en los que me encantaría ser muy muy muy muy pero muy linda.

12 comentarios:

Julie dijo...

secundo, adolescentemente.

Anónimo dijo...

como Mechi

Anónimo dijo...

Ay.... a quien no?...
Emi.

Danixa dijo...

No puedo creer que nadie haya dicho esto antes acá, ya que es verdá: Fernanda, vos sos muy pero muy linda. Pedite otra cosa, asi que.

Anónimo dijo...

¿pones esto acá para que te digan que sos muy linda?

Julia dijo...

Yo no pienso esas cosas... ¿está mal?

Julia dijo...

Mer, creo q alguien gusta de vos, jejee!

Protervo dijo...

en mi barrio a esto le dicen fishing for compliments.

martinfrancisco dijo...

qué grande el piropeador anónimo!

se pasó!

nuestro crédito de caballito rompe corazones online!

ak dijo...

Me animo a comentar solo porque mientras leia estos comentarios, pensaba, con vagedad, si se es dueño de la belleza propia. No sé, pensaba en la belleza como un terreno de inseguridad. Y cuando llegue al pie de los coments, la palabra de verificación era "jactinne". Me parecio un guiño, encima de fondo quedaba la tablatura de beatiful boy.
así que voy a firmar como: Jactinne.

( la imagen se ve en yasduit.blogspot.com)

Admirador secreto dijo...

NO da andar escribiendo esto y firmando, por eso el anónimo: sos muy muy linda, tenes una boca increible y una mirada muy dulce. Y paro acá, solo porque no me alcanzaría el lugar.
Besito
Admirador secreto

Anónimo dijo...

Si apelamos a la sinceridad te diría que linda lo que se dice linda no sos. Punto final y no te hagas más rosca. La suerte de la fea, la linda la desea canta un antiguo dicho.