domingo, enero 25, 2009

Hablamos bajo la autopista, una nena de dos años pasa con la madre y me agarra de las piernas, es una pequeña amiga, los niños vienen a mi, otros niños, muy niños también, anclados en alguna quinta, alguna escena familiar, lejana, una hermosa casa perdida que vuelve en las pesadillas, me agarra de la pollera, no me suelta, me hablabas bajo una autopista, siempre, el ruido de los autos no me dejaba entender, exactamente, qué me decías, la niña camina con dificultad, baila a veces, caminar es un deporte extremo para una niña de dos años, el amor es un deporte extremo para mi, los autos que pasan, no me dejan entender, qué me decías, por qué, siempre el ruido, sordo, y los niños que no saben expresarse, sólo tiran de la pollera, tal vez soy yo, necesitada del ruido de los autos como metros bajo el agua, me miran desde abajo, más abajo, estoy yo, y qué dicen, no lo se.

7 comentarios:

The beach boy dijo...

Me encanta como escribis, soy tu fan silencioso. Serás tan linda como tus textos?

martinfrancisco dijo...

qué suba una foto!

el otro amigo de the beach boy dijo...

por qué no me contestás? te comieron la lengua los ratones?

Anónimo dijo...

Si, es tan linda como los textos. Doy fe.

Rohmer

La campeona de nado dijo...

Mechima es un es milagro! Es hermosa y escribe hermoso!

Sybil Carpenter dijo...

Coincido. Linda lindísima escritura y bella bellísima mujer. (Las chicas la envidiaríamos un poco si no fuera tan pero tan adorable.)

mercedes dijo...

Gracias chicas. Se valora el comentario positivo en estos momentos que corren, aguante el autobombo!