sábado, agosto 30, 2008

La bola

Sucede que prendés la radio y la locutora comenta una nota que acabás de publicar y se apropia de alguna que otra frase y hace que eso que escribiste en menos de tres horas y con seudo pretensión de seriedad -leáse: con un par de opinólogos como sustento-, ingrese en el magma del saber popular anónimo. Y se vuelva verdad: porque lo dice la radio, porque lo dicen los medios.

Cosas así son las que me dan miedo. La nota era una pavada.

viernes, agosto 29, 2008

ayer: maracuyá y bandejas


foto: MF

jueves, agosto 28, 2008

¿Le gané a Telecentro?

Después de cientos de mails amenazadores (en los que figuraban frases como "denuncia en Defensa del Consumidor" y "escrache en los medios en los que tengo acceso") de apelaciones al alma de los mini telecentro ("vos, que sos empleado y estás leyendo mi mail, pensá las veces que odiaste a Telefónica porque te cobraba de más y cada vez que llamabas para reclamar te encontrabas con una melodía pegajosa interminable") y, finalmente, insultos ("son la empresa más ineficiente y a la vez hábil para hacer que el cliente, ese que incrementa sus ganancias, entre en colapso"). Después de meses de esta guerra psicológica, logré que el señor Telecentro me devolviera toda la plata que me estuvo robando. Un triunfo agotador.
suma de líneas horizontales
el césped y la cama
donde no podemos dormir
el agua marrón los árboles
y el cielo por arriba resistiendo.
hubo un día
en casa de madera y alto techo
a la tarde una nube de mosquitos
ante todo y sobre nuestros ojos.
Vietnam se parece a esto
aunque no sepamos exactamente qué amaban
los soldados
ellos tenían cuerpos sudorosos
seguro lloraban pensando que nada iba a hacerles olvidar
un sol tan fuerte como este

miércoles, agosto 27, 2008

Y de pronto un día

El buen humor volvió.

para llegar a mi

pueblo

parece que

"mi destino está signado por los ferrocarriles"

en todo caso

por qué no vamos

a ver un TREN

martes, agosto 26, 2008

Aclaración pública

No, no me fui del trabajo, sólo fueron malos días...

lunes, agosto 25, 2008

este jueves, pibas chorras

Dijeismo



MH y GG se presentarán en le bar para ofrecer un set delicado y amable con su música vieja favorita interpretada por señoritas comenzando en los años 60.


Es a partir de las 22 en le bar, Tucumán 422.

Teoría de la involución

Al parecer, en estos días me convertí en peor persona.

viernes, agosto 22, 2008

Cambié psicóloga por masajista

"Largá todo, largalo. Y quedate tranquila con las decisiones que tomaste porque veo un SÍ grande sobre tu cabeza. No tengas miedo"

miércoles, agosto 20, 2008

lo único que pienso de ese micro

es que no viene en dirección a mí

Me salgo

Me salgo de los médicos, me salgo de las relaciones, me salgo de los amigos, me salgo de los compromisos, me salgo de los talleres, me salgo de los círculos, me salgo de las respuestas ingeniosas, me salgo de la superada, me salen del trabajo, me salgo. No me sale nada más.

martes, agosto 19, 2008

Epifanía

Las decisiones trascendentales que se toman en el minuto previo a quedarnos dormidos, a la mañana siguiente nunca tienen sentido.

domingo, agosto 17, 2008

La boda de mi mejor amiga

Podría decir muchas cosas teniendo en cuenta de que me senté en una mesa en la que el tema exclusivo y excluyente fueron "los casamientos" -dos de las parejas estaban a punto de casarse, otra ya lo había hecho- y que fui con mi (ex) amichongo, quien casi se atraganta cuando le preguntaron si nosotros nos íbamos a casar, y que se lanzó a correr los cien metros llanos con un olímpico "nooo, somos amigos", y que mis padres estaban a tres mesas de distancia y mi profesora de inglés de tercer grado, a cuatro. Pero lo que quiero decir, en realidad, es esto: denuncio públicamente la impunidad de la música de casamiento y a los que bailan (¡y cantan!) dale a tu cuerpo alegría macarena como si fuera el último hit del verano.

sábado, agosto 16, 2008

la canción del sábado


viernes, agosto 15, 2008

Salvación

Hace dos días que deposito mi fe en una almohadilla eléctrica, pastillas de colores y el eterno retorno de la programación del cable: acabo de llorar con el docufilm de un muñecardi que soñaba con conocer a Drew Barrymore y lo logró gracias a los seis grados de separación. Lo más grave es que ya lo había visto ayer.

jueves, agosto 14, 2008

Insensatez e insentimientos

¿Quién dijo que no se tropieza dos veces con el mismo chongo? Pumbalalá

miércoles, agosto 13, 2008

De esto se habla en el subte D

-La culpa de que los transportes anden mal la tiene Perón, y hablo del primer Perón. Lamentablemente tengo suficiente edad como para recordarlo.
-Yo crecí en el campo sin televisión, así que no sabía nada de Perón. Pero después leí en revistas.
un embarazo encontrado
y otro perdido
ataron un perro a un palo
bajo la lluvia
con un papel escrito
necesito hogar
la coreana no sabe
qué tiene en la mano
olvida las palabras
palo, perro, lluvia
duda respecto a hogar

la imagen llega cuando clava el cuchillo
sobre el hielo de la heladera de bebidas:
en Corea nieva la mitad del año

sábado, agosto 09, 2008

Mi vida no tiene emoción

-Dame...
-Una planta de rúcula?
-Si, una planta, como siempre.
-Algo más?
-Sí, dame...
-Tres bananas?
-Eh sí, tres bananas.
-Qué más? Vas a llevar tres zanahorias, no?
-No no, rabanitos, hoy quiero rabanitos.
-Rabanitos? Nunca compraste rabanitos,...

(odio los rabanitos, pero más odio haberme vuelto predecible hasta para Juan, mi verdulero).

viernes, agosto 08, 2008

un deseo

no exactamente esa banda, pero sí la idea de la banda de Underground que viene y empieza a tocar cuando yo levanto un dedo

jueves, agosto 07, 2008

miércoles, agosto 06, 2008

Chongo posmo

¿Hay algo peor que se te inunde el baño, ser vos la que tiene que ir corriendo a limpiar todo mientras tu chongo da saltitos cual minita que acaba de ver una cucaracha, y que venga el plomero y cuando termine le diga lo que pasó... a ÉL!!?

martes, agosto 05, 2008

no sería demasiado arengar


lunes, agosto 04, 2008

Ya es mediodía en China

Mi ex está cubriendo las Olimpíadas. No solemos chatear, pero ahora que está en China, algo tengo que decirle, no sé, no siempre se tiene un ex en China -siempre suelo tenerlos a diez metros de mi escritorio-. Entonces chateamos, un poco, con escasa fluidez, hasta que descubro cuál es el problema de la falta de locuacidad: yo me estoy por ir a dormir con "melanco mood" y él recién se levanta, cargado de entusiasmo deportivo. Ecuación letal: ya bastante nos costaba coordinar en un mismo huso horario.

el vecinito de enfrente

me subió unos poemines

sábado, agosto 02, 2008

No sabés cómo me inspira la lluvia

Me meto en la cama con jeans después de haber educado a más de uno en la prohibición de hacerlo. Miro el placard abierto y concluyo que la felicidad de los zapatos ordenados sólo dura un día y medio, después uno se acostumbra, como todo. Necesito un organizador emocional. ¿Patético? Una vez pedí que me trajeran un corazón nuevo de la carnicería mientras hundía la cabeza en la almohada y lloraba con ruido. No había: se los habían dado todos a los perros. Llama mamá, dice que quiere venir a tomar el té. Y que tiene un táper con mondongo congelado para darme. Mi ex psiconalista siempre basó el análisis en el exceso de amor familiar. Una vez llegó a decirme: "Mirá, sos una chica muy despierta, pero no sos taaan inteligente como te hicieron creer tus padres". Lo que quiero decir es esto: señores, estamos jodidos.

viernes, agosto 01, 2008

Domesticidad

Busco un chango. Un changuito para hacer las compras: a veces me agarra eso de primermundista y pienso que si usara menos bolsas quizás mis descendientes no necesiten vivir en cápsulas antipolución. Aunque la verdad, no me preocupa mi descendencia. Quiero un chango porque mi cajón de las bolsas explota, y cada vez que lo abro, se traba; y traba al de arriba -el de los repasadores y volantes de delivery- y al de más arriba -el de los cubiertos-. Camino y no encuentro chango: ya no se hacen, me dicen. Hay cosas que ya no se hacen. Como no encuentro chango me compro un ordenador de zapatos. Ahora tengo la fantasía de que el orden en mis zapatos me puede hacer feliz. Aunque nada superaría a la sensación de tener un chango.