domingo, diciembre 21, 2008

Ronda nocturna

Escena 1:

Llueve y el taxi que viene lento, muy lento, a una cuadra, es mi salvación. Le hago señas y me hace luces, pero en vez de acelerar, se pone más lento. Hasta que llega, finalmente. Abro la puerta y con el vaivén se me viene encima una ráfaga inconfundible.
-¡Te acabás de fumar un porro gigante!
-Sí, me estaba fumando uno.
-Bueno, mientras manejes bien...
-Tranquila, tranquila, hace 20 años que fumo.

Escena 2:
Estábamos en el 60 y L. me venía contando de su mudanza, de las cajas en el living, de los lugares de otros, de las plantas que no se pudo llevar, del tiempo que pasa, de...
-¿Viste eso?
-¿Qué?
-¡El chofer está vestido de Papá Noel, con gorro y barba!

3 comentarios:

G. Martin dijo...

Muy lindo tu blog, me colgué un buen rato recorriéndolo.
Saludos

G. Martin dijo...

Opa, recién caigo, son dos personas. Me corrijo: muy lindo su blog.

La Criatura dijo...

You talking to me? You talking to me?