viernes, septiembre 05, 2008

Revisionismo

Ando solucionando temitas, algo así como "arreglando asuntos pendientes antes de morir". Sólo tengo gripe, pero siempre fui fatalista.

Y como para seguir con el derrotero de lugares comunes del que uno a veces se vuelve presa, resumo: ya no quiero más cabos sueltos. Es decir, hay que renovar la agenda. Basta de ucronías.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Te has vuelto una mujer muy predecible.
¿A dónde está la magia?

Contra el anónimo mala onda dijo...

¿Y dónde están los magos?

Anónimo dijo...

es cierto, hay muchos cabos sueltos, hay que atraparlos

Anónimo dijo...

¿Y dónde están los magos?
Hay que preguntarle a Nicoleta que hace rato que no encuentra un mago. (Y se nota)

nicoleta dijo...

Y si hace rato que no encuentro, ¿para qué preguntarme?
Ay anónimo, si tirás dardos que sean un poco más certeros, si no me aburren.

Anónimo dijo...

qué mala onda, no te bancás nada. SE ve que estás en un momento difícil (no encontrás magos ni nada)

Anónimo dijo...

Querida, siempre te leo y nunca escribo pero esta vez me gustaría decirte que la gente que no entiende que todos los días son el fin del mundo, porque todos los días algo se muere y algo surge, las agendas se renuevan y nosotros reseteamos nuestras cabezas, porque no nos entraría tooooda la info, y reseteamos nuestros corazones, también, porque tampoco hay lugar para todos

además, algunos se fueron solitos, por la puerta de emergencia

me parece bien que quieras blanquear-te a mitad de año, así tenés la otra mitad para cambiar la pisada. beso.

Karen

nicoleta dijo...

Gracias Karen. Sólo hacía falta resetear, es así.

Lo que no entiendo es la saña de Anónimo: no, nada de momento difícil. Se viene una buena segunda mitad de año. Y no es puro optimismo.

Anónimo dijo...

Ni vos te la crees.

lo rigby dijo...

no se bien como llegue acá, pero juro que me senti identificada un monton de veces
saludos