lunes, agosto 04, 2008

Ya es mediodía en China

Mi ex está cubriendo las Olimpíadas. No solemos chatear, pero ahora que está en China, algo tengo que decirle, no sé, no siempre se tiene un ex en China -siempre suelo tenerlos a diez metros de mi escritorio-. Entonces chateamos, un poco, con escasa fluidez, hasta que descubro cuál es el problema de la falta de locuacidad: yo me estoy por ir a dormir con "melanco mood" y él recién se levanta, cargado de entusiasmo deportivo. Ecuación letal: ya bastante nos costaba coordinar en un mismo huso horario.

4 comentarios:

Julia dijo...

olvida al maldito ex, q lo unico q hace es acrecentar la nostalgia.

nicoleta dijo...

Gracias Julia, igual es un buen ex: nunca me hizo doler, yo fui la maldita perra. Quizás es más culpa que nostalgia...

Julia dijo...

ah, entonces sí. un ex con amor, a esos hay q conservarlos.

lowfirocker dijo...

Más allá de la polémica de los ex (de la cual yo ya apoyé la salida taxativa y gracisoa de Betty y mi ex novia), hay algo seguro

esta escena que contás es muy linda.

los horarios, China, la hipérbole de una relación que siempre vivío a destiempo...

Bien. Hace bien leerlo.

Algo es algo.