sábado, agosto 02, 2008

No sabés cómo me inspira la lluvia

Me meto en la cama con jeans después de haber educado a más de uno en la prohibición de hacerlo. Miro el placard abierto y concluyo que la felicidad de los zapatos ordenados sólo dura un día y medio, después uno se acostumbra, como todo. Necesito un organizador emocional. ¿Patético? Una vez pedí que me trajeran un corazón nuevo de la carnicería mientras hundía la cabeza en la almohada y lloraba con ruido. No había: se los habían dado todos a los perros. Llama mamá, dice que quiere venir a tomar el té. Y que tiene un táper con mondongo congelado para darme. Mi ex psiconalista siempre basó el análisis en el exceso de amor familiar. Una vez llegó a decirme: "Mirá, sos una chica muy despierta, pero no sos taaan inteligente como te hicieron creer tus padres". Lo que quiero decir es esto: señores, estamos jodidos.

8 comentarios:

jonas dijo...

dios, que frase demoledora para escuchar de boca de tu analista!

me han dicho un par de barbaridades los psicologos, quizás debería considerar el juicio por mala praxis...

saludos, que anden bien, chicas autobombísticas.

chongo-whatever dijo...

aunque es verdad que si todos fuéramos igual de genios como creían nuestros padres seríamos todos premios nobel, la frase no se dice desde el lugar de un sicoanalista. el que no estuvo taaaan inteligente fue él. no estuvo ni despierto digamos.
(yo quiero un organizador emocional).
beso
(ojo que testiè con un par de personas el título del taxi y funciona bien)

Danixa dijo...

Yo voto, obviamente, por el titulo del taxi <--Este es MI autobombo, juá.

bruno g. dijo...

hola
soy uno de los de la mesa de caras deformes por el flash( el dali o breton).
me siento re tonto haciendo esto, pero me gusto lo que leiste ayer y tenia q dejarlo sentado en algun lado.
eso.
chiao

Tom dijo...

"Estamos jodidos"...

Autobombazo!

Anónimo dijo...

Tu ex analista se asustó. A veces pasa. Creo que sos más inteligente de lo que pensaron tus padres. Y más aun de lo que te hicieron creer. Una de las pocas cosas de la que me siento seguro por mi trabajo es saber evaluar la inteligencia. Largo de explicar. No importa ahora. Igual la felicidad es otra cosa. Pero la inteligencia sirve en parte para alcanzarla. Recién llego de vacacionar, así que me estoy poniendo al día con tu blog. Suerte, TAP.

Anónimo dijo...

Lo que dura 1 día y 1/2 son los zapatos ordenados, pero comprendo esa sensación de extrema autosatisfacción.

Natalia Molina dijo...

Por favor! cambiá de analista! ya!
Hermoso tu texto, demoledora la imagen del pedido de corazón en la carnicería, y la del taper con mondongo congelado... puajjjj.
Saludos!