miércoles, julio 30, 2008

esto que me pasa

podría llamarse invierno, separación, jaqueca. Igual nada justifica el desajuste de comer una milanesa con puré a las seis de la tarde.

5 comentarios:

pato inmaculada dijo...

Para mí no es desajuste, es placer inmenso.

martinfrancisco dijo...

con todo cariño, eso es de gordi!

Anónimo dijo...

nosotras cuando llegamos de bailar comemos fideos o ravioles, bueno eso no raro, lo que pasa es que hacemos en cantidades gigantes y al otro día desayunamos con lo que sobra... no son todos los finde, no volvemos siempre tan bien como para cocinar!
saludos

simon dijo...

ah no?!

Julia dijo...

ufa, Mercedes, espero q estés bien...