viernes, junio 20, 2008

Precariedad emocional

Hoy, mientras preparaba el puré, me hinché las bolas. Opciones: silencio sepulcral o dinamitarlo todo.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Silencio es salud.