domingo, mayo 11, 2008

Atracciones de feria

Leo en el diario que el día más concurrido en la Feria del libro fue ayer, sábado. Yo estuve ahí: tenía que trabajar, buscar a Baltasar Garzón y hacerle una pregunta ridícula que no le hice. Tardé 20 minutos en ir desde la entrada hasta el pabellón indicado que, obvio, era el último. Antes tuve que pasar por unos pasillos entubados, forrados con las tapas de los dos suplementos culturales: el primer tramo estaba en azul -que parece que es el color de ADN- y el segundo en naranja -que sin duda es el color de Ñ-. Algo mareada después de atravesar el túnel cultural, me topé con el stand más exitoso de la noche: Valeria Mazza firmaba ejemplares de su libro sobre cómo me veo, o cómo me visto o cómo se producen hijos rubios. Supongo que los libros se regalarían. Cansada de preguntar, "para qué es esta cola, señora", y "para qué es esta otra", y advertida de que el boom de la Feria había sido la presentación del libro de Ari Paluch (primero en el ránking de ventas) me fui a casa con un comentario de una pareja que vio pasar a Adolfo Pérez Esquivel.

-Gordo, ¿ese era un escritor famoso, no?
-Sí, se llama Adolfo, Adolfo... Adolfo Bioy Casares.

6 comentarios:

Mimi dijo...

Juaaaaaaaaaaaaa!!!! Qué bueno escuchar ese diálogo en vivo!

Una L dijo...

Valeria Mazza, Ari Paluch... estaban todos! Hasta Adolfo Bioy Casares, ja!

martin dijo...

para mi que me estás bolaceando.

Anónimo dijo...

El resultado del ranking nos deja una respuesta clara y firme el título ganador sigue siendo "La conjura de los necios"

De la Redaccion dijo...

admiro a paluch por el record de ventas, no lei el libro pero me suena q volvio de la muerte o algo asi....y valeria, no podemos negar q tiene experiencia en las pasarelas no? hay q ver si el lector aspira a ser modelo de pancho....en fin creo q son 2 personas q aprovechan oportunidades. Hay cosas peores.. como los lectores de estos libros.
salu2.pezkdin

nicoleta dijo...

Cero bolazo:´Ángel Berlanga, que también estaba trabajando, también lo escuchó.