miércoles, marzo 26, 2008

Contra la abundancia

Alguien me dice que me vio ayer en la Plaza de Mayo con un ex. Lo del ex no me preocupa, lo de la Plaza de Mayo sí: sólo pasé por Diagonal para tomarme el subte, y cuando vi a los señores de mocasines y ollas de acero inoxidable me dije, como dice Incardona, que alguna vez en la vida uno tiene que sentirse peronista.

28 comentarios:

Bola Ocho dijo...

El post es buenísimo. Pero en el 2001 no los habrás visto en mocasines porque empezaba el verano y las ojotas estaban de estreno. La clase media es la clase media. Y lo lindo del peronismo es que cualquiera -pero cualquiera, cualquiera,cualquiera- se puede sentir peronista.

Anónimo dijo...

El que te vió con un ex parece que vió cualquier cosa. Cuando vos viste nada más que a los señores de mocasines y ollas de acero inoxidable viste cualquier cosa. Tendrías que haber visto a los piqueteros oficialistas (?) y a D'Elia patoteando para ver si te sentias peronista o cualquier cosa. Me inclino por que te sientas peronista y no sigas diciendo cualquier cosa. Queda feo, che.

Anónimo dijo...

Expropien y no jodan!

nicoleta dijo...

Al menos yo digo "cualquier cosa" con nombre, no me escudo en el anónimo. Hay que hacerse cargo de "cualquier cosa". Y si vos creés que la discusión se polariza cacerolas-D'Elía, eso sí es "cualquier cosa".

Silencio dijo...

La mayoría de la gente es incapaz de ver la comedia. Y se acarton porque algo hay que ponerse encima.

Siga diciendo cualquier cosa, y riamos juntos.
¿Qué le parece?

Bola Ocho dijo...

¡Intransija, Nikoleta! El ejemplo de Kristina la ilumina desde El Calafate, como una estampita de Evita con botox. Un blog kirchnerista que ansia sentirse peronista solamente podía llamarse Autobombo.

Anónimo dijo...

A ver, niños. Si en una plaza hay equis pares de mocasines y ene cacerolas de acero inoxidable y mientras todos están quejándose pacíficamente -de puro gusto, de tener la panza llena, de que no hay milanesa en el super o de lo que ustedes quieran-, llega un feo piquetero con su piquete, que no solo patotea a todos y lastima a algunos, si no que además dice que no tiene problemas en matarlos a todos, ¿entre que otros actores de la plaza vamos a ver representado que es lo que está sucediendo en el país? ¿Acaso entre Nicoleta y el ex novio fantasma que alguien ha dicho ver pero que no aparece por ningún lado? Ese me parece que es una ilusión, como el progresismo de los Kirchner que a algunos entusiastas les parece ver en medio de piqueteros, abusos de atribuciones y soberbia. Digame Nicoleta, ¿usted no habrá votado a la Alianza también?

nicoleta dijo...

A ver anónimo: que D'Elía diga que odia a todos los blanquitos -lo que me incluye, soy rubia, de ojos celestes y de familia gorila- ¿me obliga a estar de acuerdo con la señora de Barrio Norte que sale a cacerolear indignada porque le suben las retenciones al campo y después putea porque los negritos cartoneros le ensuciaron la vereda? O vos crees que esta gente está defendiendo a los pequeños productores, esos que tienen olor a chivo o al dueño de El Cardón, que les hace esos cinturones tan pitucos?
Vivir en Palermo y "hacerme la progre" me invalida para tomar una posición política? Haberme arrepentido del cacerolazo del 2001 también me invalida? No, nunca voté a la Alianza. Y vos? Cierto que tenés identidad secreta y tu voto también debe ser secreto.
Ahora, si vamos a discutir cómo deberían redistribuirse las retenciones, y cómo se equilibra el poder personalista de CFK, y qué pasa cuando un país en el siglo XXI sigue basando su estrutcura en económica en el modelo agrícola, ok, es otra cosa, y no es este blog el lugar adecuado.

chino dijo...

Apa!
Vos querés que te defiendan? Pero si lo hiciste de goma al anónimo botón.

Sí a las retenciones, che.

Anónima dijo...

Anónimo. Podés darte una vuelta por Av. Libertador en estos días y cuando veas equis BMW y ene collares de perlas detrás de caras bronceadas, junto con zeta pisos de Libertador con las señoras con su cara mitad de asco (porque es innata) y mitad desencajadas por la euforia de lo popular (a su modo, claro) y es posible que te preguntes ¿dónde está esta gente cuando hechan a 2400 personas? (otra variante del desabastecimiento) o ¿dónde están cuando nadie le toca su ranchote? (¿amurrallados en su casa con su cara de asco que es innata?). No es cuestión de oficialismo o progresismo, anónimo, es cuestión de que, aunque siempre es así, no deja de sorprender lo garca de los oligarcas (¿o no te acordás de la deuda externa, anónimo? y de los chanchullos de la dictadura y y y)...

mercedes dijo...

defienden lo que no son y los que siempre los cagaron. Gorilismo, misoginia, garquismo, todo eso, lo peor de la clase media porteña que votó a macri... coincido con las cosas que dijo nicol en lineas generales.

Marie dijo...

Nicoletta, en líneas generales comparto lo que decís, nada más me preguntaba si en tu trabajo tb lo decís en voz alta... mera curiosidad, eh.

Y me encantaaaa este blog (en un plano más cholulo)

Anónimo dijo...

1) perdon, la clase media es la que voto a este gobierno, o acaso creemos que sin clase media alguien puede llegar? O acaso creen que son los trabajadores los que ponen a los presidentes???????

2) si vos sos peronista yo soy Marta Minujim

nicoleta dijo...

Yo dije que no era clase media?
Yo dije que era peronista? Dije "alguna vez en la vida uno tiene que sentirse peronista". Se agardece la lectura atenta.
Si en mi trabajo lo digo? Sí, hablé del tema con mis compañeros. Yo no escribo de política en mi trabajo. O para trabajar en Crítica hay que estar de acuerdo con lo que dice Lanata?

nicoleta dijo...

Igual, buena onda Marie, eh, no es una respuesta a vos si no a varios que asimilan el lugar del trabajo con el dueño del medio. Yo trabajé en Noticias!!!!

Anónimo dijo...

¡Ah! ¿Entonces sos periodista? Ahora se entiende que estés tan desorientada.

Chino: usted es un salame.

Lean estas dos notas, que son esclarecedoras. Ni la Sarlo ni Morales Solá pierden el tiempo diciendo bolucedes.

http://www.lanacion.com.ar/opinion/nota.asp?nota_id=998895

http://www.lanacion.com.ar/politica/nota.asp?nota_id=999018

nicoleta dijo...

Ahora, Anónimo, sí que me hacés reír.

Marie dijo...

Nicolette, todo bien, como te dije era mera curiosidad.

Al de Sarlo llegué a la mitad y tuve que abandonar.

Bola Ocho dijo...

Mercedes, no te me caigas, por favor. ¿"Gorilismo" es pensar que D'Elia es impresentable como fuerza de choque de cualquier gobierno democrático? ¿"Misoginia" es que Cristina Kirchner nos parezca una tirana espantada de que no vayan a pisarle la pollera si se sienta a negociar? "Garquismo" creo que me sé lo que es y me desagrada tanto como a vos. Pero no toda la clase media es garca. Nosotros somos clase media, escribiendo cositas en los blogs y haciendo comentarios. Y en la Argentina es curioso como la clase media fue siempre el termómetro de la opinión pública, a pesar de que únicamente se haya movilizado por interés propio. La clase media salió en el 2001 a sacudir cacerolas porque le tocaron los ahorros sin verguenza y antes de ayer salió de nuevo porque nos están tomando el pelo con los índices de inflación, porque en el ejemplo del campo (no de la oligarquía, no seas pava) se ven venir nuevas y probables tocadas de culo similares, porque se cansa de que le quieran vender gato por liebre.

L>S>D>A dijo...

A mí lo que me alucina es cómo pega este tema. Las pasiones que despierta.

Después de todo, ¿no es la vieja lucha entre liberalistas e intervencionistas?

Por ahí me equivoco fiero, pero me parece algo así. Y si termina como siempre, adelanto el resultado: pierden las dos partes.

Anónimo dijo...

Desde mi departamentito paquete en barrio norte agradezco que haya gente que se permita pensar. Gracias.

Moe, el Nicolinista Militante.


pd: y porque no escribìs en politica Fer? Para lo que hay que escuchar...

romina marconi dijo...

Todos hablan de la clase media como una raza aparte.
No a las generalizaciones, no a la falta de análisis, por favor.

Hay que masticar antes de tragar.

lowfirocker dijo...

D'Elia no dijo que odia a todos los blancos. Dijo, claramamente, que siente por la oligarquía de Barrio Norte y derivados el mismo odio que ellos sienten por él y todos los "negros", "cabecitas negras" y el famoso "negros cabeza". Y citó a Sarmiento y su lamentable frase: "No hay que ahorrar sangre en los gauchos".

Link:
http://www.lanacion.com.ar/politica/nota.asp?nota_id=999090&pid=4190310&toi=5831

Acá los únicos violentos, racistas y son los que persiguieron y asesinaron a los gauchos en el siglo XIX, bombardearon la plaza de mayo y fusilaron en en el 55 y el 57, y los que persiguieron y substimaron cualquier tipo de expresion popular desde 55 al 2001.

Y otra cosa, no cualquiera puede sentirse peronista. Para eso hay que dejar de tener verguenza de lo grasa y popular. Hay que dejar de creer que a todos los pobres los llevan de las narices a los actos políticos y o que la Argentina se divide entre bárbaros y civilizados (entre muchas muchísimas otras condiciones).

A los que piensan así, NUNCA VAN A PODER SENTIRSE PERONISTAS.

lowfirocker dijo...

Muchos todavía piensan que el peronismo es cualquier cosa, o que no tiene identidad, porque sus ideólogos no tienen voz, sus libros no se enseñan en las facultades, y cuando tienen una carrera literaria o intelectual, se los margina.

Las manipulaciones se difunden a escalas mediaticas. Pero aunque sean mentira, prenden en la concienca colectiva porque "confirman" el prejuicio que las antecede.

Ejemplo: D'elía nunca dijo que mataría a todos los blancos.

Prueba: Fragmento de La Nación de hoy:

“En ningún momento hablé de matar a nadie”, señaló D’Elía en el parte de prensa. Según explicó, sus palabras fueron: “Si ellos pudieran nos matarían a todos nosotros”. Sin identificar a los responsables de la supuesta maniobra, explicó que la letra “n” de “nos matarían” fue cambiada por la “l” de "los mataría", de manera “deliberada”.

LANACION.com se comunicó con Elizabeth de Luca, la periodista que hizo el reportaje. La mujer aseguró que D’Elía no dijo “los mataría” y difundió una desgrabación del diálogo con el piquetero en el que la frase no aparece.

http://www.lanacion.com.ar/politica/nota.asp?nota_id=999090&pid=4190310&toi=5831

lowfirocker dijo...

Pero bueno, ya está. No importa que hasta la propia peridista haya admitido la inexistencia de la frase.

El mito urbano ya está. Y en este momento se repite en toda conversación de gente bien.

¿Al final quiénes son los manipulados?

Mango dijo...

¿Cómo hizo la clase media porteña para poner en el gobierno a Cristina si fue la que votó por Carrió más que ningun otro segmento?

¿La clase media dirime las elecciones? Qué grosso, ahora resulta que somos Suecia y la mayoría de la población está por arriba de la línea de pobreza! Yo me inclinaría a que aquellos dígitos que se restaron del índice de desocupación en estos años(otra definición de "trabajadores") fueron los que pesaron en las urnas...

Este tema despierta pasiones, sí...y pelotudeces también.

un beso, chicas

mercedes dijo...

Mango, lowfirocker, bienvenidas sus reflexiones y saludos para ustedes tambien, que hace tiempo que no los cruzo!

aparte: Cuantas suceptibilidades despierta hablar de la clase media que votó a Macri y a Carrió, clase desmemoriada de tantas cosas entre ellas, el oportunismo (de ahora y siempre)de su adalid Carrió : después de que estuvo publicamente de acuerdo con las retenciones, ahora batió cacerolas en "solidaridad" con el campo, y habló de la pesima posicion del gbno y el autoritarismo de cristina como algo que ella siempre vio en senadores y siempre denunció... que cara dura!!!

Anónimo dijo...

Es la primera vez que paso y me sorprendo gratamente con las primeras lecturas a vuelo de pájaro.
Sólo quería decir una cosa, cuando la que hace este blog pasó por la plaza, seguramente D'elía no había llegado, y para muchos de nosotros el cacerolazo del martes 25 fue una desgracia por venir a proponer un apoyo al desabastecimiento y a tirar comida y al monocultivo y al doloroso hecho de ver a pequeños productores en alianza con la, a esta altura de la historia, indefendible y ultra golpista SRA, y a la hipocresía de plantear levantar a patadas a piqueteros que piden comida y apoyar a piqueteros que tiran comida. Vamos, o queremos circular o no se trataba de eso y el tema era el reclamo, no la forma. Pero, si empezado el cacerolazo, un D'elía que no me representa va a la plaza y terminan a las piñas, eso no salva ni tapa el hecho de que ese cacerolazo del martes, al igual que el paro porque les suben los impuestos es un asco. Porque no jodamos, más allá de D'Elía, el problema sigue estando. Y las opciones suelen ser no tan limitadas, pero si nos apuran, elegimos. Antes de eso, podemos estar en contra del cacerolazo, a favor de los impuestos a la exportación con un dólar alto que hace subir los precios internos, y después salir a hacer quilombo para que repartan lo "ahorrado". Pero, la plaza del 25, claramente, no era eso, en mocasines de cuero o en alpargatas, clase media u oligarcas, el corte no debería ser por sueldos -aunque sea real que se manifestó la clase media- si no por lo que cada uno entiende que debe ser el rol del Estado. Y esa es la única discusión posible, y sí, quizá la única que termina dividiendo aguas entre estado liberal o intervencionista. hay que empezar a decidir de qué lado se está, acá sí, la cosa es más polarizada.
y otra cosa, al anónimo que citó a sarlo y morales solá, sepa que esos solo pierden el tiempo con pelotudeces.

Saludos a la bloguera y al lowfirocker,
M.