jueves, febrero 14, 2008

Sí. Porque decidí cambiar de método para no ser más esa persona patética que estudia todo el día en pijama, alternando el mate con el te y el café, y mechando eso con tostadas y demás comidas recalentadas, siendo finalmente un cúmulo de nervios, mal humor y alimentación excesiva y deficitaria. Entonces bueno, voy ahora de un bar a otro, es interesante en principio, pero ya me di cuenta de que el mozo no es solo buena onda lo que tiene y no está bueno que te tire onda un mozo de cincuenta, con bigote y pelo rapado a los costados y te saque charla cuando te trae el segundo cortado con segundas intenciones. Pero recibo la buena noticia del año, me depositaron el sueldo de diciembre y voy tan contenta a gastar plata al supermercado, se acabaron los fideos me digo y voy agarrando cositas sólo de las góndolas de productos ricos y caros y ahora mismo estoy frente a una ensalada caprese de un costado, el texto de Bajtin del otro y ya pienso en el mate que vendrá después, y todo en pijama y medianamente como al principio.

3 comentarios:

lowfirocker dijo...

la ropa de entrecasa es un camino de ida, lamentablemente...

c. dijo...

y las tazas acumulándose al lado de los textos, siempre lo mismo.

Anónimo dijo...

y no compraste alfajores jorgito?