martes, enero 15, 2008

Lisboa

Llueve, pero no importa demasiado.

No hay comentarios.: