jueves, noviembre 29, 2007

Ya no da

Dormir sentada por exceso de mojitos.

miércoles, noviembre 28, 2007

Mucho mejor que Houellebecq


martes, noviembre 27, 2007

Besé a algunas chicas a los quince esa es la anécdota
a todas en realidad menos a una que me gustaba y después vomité en un balde
día del amigo en una casa pensada para el verano por eso los sillones
tapados con sábanas y vajilla de plástico áspero en las alacenas
era el amor cuando pedías que por favor ninguna de ellas te dejara:
el chico me metió la lengua y hace diez años que no las veo.

Soy grande y un plato de fideos con verduras se convierte en amenaza
para esta época en ascenso: yo también quiero estar en la tele y dar el gran golpe
no sé cuántos años quedan
pura fantasía antes de transformarme en tu lectora imaginaria o la que se
enamora de la foto de solapa
gané un concurso en el colegio pero no escribo novelas
el poema hablaba del tiempo.

lunes, noviembre 26, 2007

reunión de consorcio

En mi mente figura desde hace una semana como “de sumario” y no hay forma de que la recuerde de otra manera. Cuando llego –tres minutos después de la hora pautada- está cerca de convertirse en una batalla campal entre propietarios y administrador. El tiene en la mano una bolsa de Christian Dior, es un ancianisimo tránsfuga con rasgos de actor de Hollywood, pero que dice “arreglemoslon” y “quedesen tranquilos”. Cómo envidio a esa señora de nariz demencial y completa conciencia práctica que recuerda datos muy específicos sobre el trabajo del último albañil, hace reclamos comprometedores y toma notas para el acta. Yo, sólo para no estar callada todo el tiempo, digo: “Sí, el plomero le puso pastina a los cerámicos y quedaron como si le hubiera pasado con marcador fluo". Ellos me miran por un segundo y reanudan la discusión en serio.

Momento

De Plaza Italia a Puente Pacífico en estado de melancolía.

(M. cree en el vaivén de los domingos: de la felicidad sentimental por el sol que se apaga entre los edificios a las infinitas posibilidades de suicidio con Sylvia Plath a la cabeza).

viernes, noviembre 23, 2007

Me obligan


A correr, nena, a correr, eso que tan bien te sale.
(¿es que no querías casarte conmigo?)

jueves, noviembre 22, 2007

El florista (hijo)

-Me das unos jazmines de tres pesos?
-Son para tu novio?
-No, para mi casa.
-Y vivís por el barrio
-Ehhh, sí
-Y ahora estás paseando?
-Ehhhh, sí....
-Y pasás seguido por acá?
-Ehhhh, las aromáticas necesitan sol?
-Sí, sí, por qué? Vivís en departamento?
-Ehhh, sí, gracias, gracias.

martes, noviembre 20, 2007

Es el techo gastado con vigas de madera que se tuercen cuando
volvés a mirar y echás humo con torpeza de no fumador para contarme que
lo que hacen es mirar el techo a pesar de los cerros se incendian
afuera y te reís de la metáfora
yo no estoy ahí pero recibo los besos de ellos que no piensan en la vez que nos
tomamos tres whiskies para animarnos porque yo tampoco lo pienso y
vos estás muy contento en el departamento que te espera en barrio norte

cambia la trama del viaje cuando el que vuelve es el otro
acá alguien me llamó liberal para usar el champú de madrugada y se ocupó
de no dejar ninguna marca
no hablo de un calzoncillo sino de la palabra que puede
vaciar la cabeza un domingo por la tarde: antes el viento destrozaba
las uñas de gato pero todos sabíamos que no se habían muerto
son cosas que se saben como nadar contra las olas hasta el banco de arena y
saludar a papá para la foto.

viernes, noviembre 16, 2007

jueves, noviembre 15, 2007

Ahora en el 55

-Me dijeron que en Brasil inventaron un auto con una llave especial. Para poder arrancarlo, tenés que soplar en la llave y si tenés alcohol en el aliento, ¡el auto no arranca!
-¿En serio? Ellos sí que son avanzados.
-Sí, se llama carro con bafómetro
-Ah, mirá vos.
-Y también me contaron que los motociclistas llevan un chaleco atado al tanque de nafta, y que si te caés de la moto, el chaleco se infla inmediatamente.
-Pero qué bien, Chochi, qué bien, hay que imitarlos.

martes, noviembre 13, 2007

esto no es una crónica

Bueno, la verdad estuvo muy linda la lectura de ayer. Y hoy estoy de pocas palabras.

Ayer




Después subimos más fotos al blog de la lectura, por ahora estas.

lunes, noviembre 12, 2007

HOY: GRAN LECTURA GRAN

Juana Bignozzi, Irene Gruss y Rosario Blefari
en Es a propósito.
A las 21, en Argañaraz 22. Entrada: $ 3 (igual todo esto está en el flyer, dos post más abajo).

domingo, noviembre 11, 2007

Predicciones

"Ya te lo anticipo: vas a ser madre de hijo gay a no ser que te cases con uno de cien por ciento lucha"

(Transferencia de un encantador amigo)

miércoles, noviembre 07, 2007

LUNES 12: ULTIMA LECTURA DEL AÑO




Línea 160, una y media de la mañana

Si estaba sola en la parada por qué de repente aparecen todos, dónde se escondían, así, de un salto, cuando el colectivo se acerca y levanto la mano, son miles, vienen con cervezas, cabelleras producidas, toman, toman, el que se sienta atrás de mí hasta habla de vino, con diecisiete años, no más, recomienda el Aberdeen Angus, "de Finca Flichman, la tenés a esa finca, ¿no?, es bueno", diecisiete bis escucha y le da un trago a la coca que no tiene solo coca sino Fernet, se sientan unos arriba de otros, pienso, es viernes, es sábado, ¿estoy atrasada con los días de la semana?, ¿todo esto es porque hace dos meses que no trabajo?, mi cara de veterana (del pánico) asoma, y la banda de sonido no acompaña: música clásica en el mp3 (snobismo no, el CD 2 de María Antonieta), en la esquina de gascón y córdoba piden que pare, que pare, hay uno que quiere vomitar, no para, tampoco vomita, hasta llegar a Aráoz y Santa Fe, sale corriendo mientras en la vereda aparecen lolitas vestidas con tutús blancos y rosas, gorda con vos me caso, el que grita es finca flichman, y la gordita novia bailarina corre por la vereda y canta, también botella en mano, sólo faltan unas cuadras, ahí lo veo, puente pacífico, es la bajada, ahí está Kentucky, ahí el florista que se duerme, pero antes, pins en el labio y pantalón hip hop me toca el culo: voy a gritar pero no, casi que sonrío, y agradezco ya no ser adolescente, y agradezco que desde hace diez años no voy a una fiesta de egresados.

sábado, noviembre 03, 2007

una bolsa como cama sin ropa para retener el calor que
nunca alcanza cuando afuera la única señal del verano son
las lengas que estiran sus ramas apachurradas yo también
pisé la superficie que no es blanca ni celeste más bien las dos cosas
con la sensación de que nadie estuvo acá
la maquinaria no tiene efecto: mirá qué chiquititos nos vemos.

hubo otros campamentos cuando nos obligaban a ejercitar la lástima cristiana
caricias prohibidas con infierno asegurado y recompensa al que aporta
la limosna para el viaje a tandil entonces sí caridad obligada entre la carpa y
el calentador pero que nadie me toque:
ser virgen y pura para que el elegido me fecunde
años después el amor sería en tu auto en una calle de tierra frente a
casas que reviven como las lengas tres meses al año
ahora reconozco la fe perdida cuando a los quince en el colegio me enseñaron
una canción de zappa.

Corredor Scalabrini-Carranza, 5 am

Parejas que se besan en el pool cumbiero, Gilda a todo lo que da, en Kentucky la fainá quema, hombres con la cabeza pegada al vidrio me saludan como última oportunidad de salvar la noche, están acabados, Metrópolis también, mi primo agradece, no más damas gratis abajo de su balcón, la Iglesia de Jesucristo no descansa pero el florista sí, dormido con el rociador en la mano, en la esquina sale el pancho y el sandwich gigante de jamón y queso, bajón devorador, taconean algunas con la pintura corrida porque es tarde y en minutos empieza el perturbador y empecinado alarido de los pájaros.