miércoles, agosto 29, 2007

fantasía nocturna

Y mientras recuerdo este momento glorioso e inspirador de Nicoleta y me clavo el minifondo de botella que queda de whisky y me hago el decimocuarto plato de la semana con brócoli (¡oh por dios, por qué siempre el verdulero me engatusa vendiéndome tanto!) y pienso en el día laboral que pasó, unos que se gritaron y ofendieron y lloraron y sintieron culpa, y yo sonreí con mi cara de nena buena, pero ahora me siento medio no se, y sí creo que mi vida no está tan mal, pero no puedo evitar a la noche, sola, tomando whisky, mirándome la punta de las botas y comiendo brócoli, creerme el paradigma de la maldita depresiva.

martes, agosto 28, 2007

el beso de la araña mujer

Una nena pelirroja, ojos grandes y delineados, boca grande, nariz diminuta, hermosa y de dieciséis viaja en el subte con uno de pongámosle 22, poco pelo pero largo, voz tan alta que tengo que escucharla todo el viaje, el vagón entero la escucha, su voz que suena por encima de todos los rieles chirriantes. Dice pavadas. Y pavadas. Y muy fuerte. Toman cerveza. La nena se mira en un espejo que saca de la cartera y dice “Estas dos rayas en la frente son horribles. Me molestan, deben ser de llorar, ¿no?” él la mira pero no la escucha para nada, sigue con su monologo, se ríe, pero ella no había dicho un chiste. Hablan de cuando se conocieron el sábado pasado. El dice que ella lo buscaba pero él no quería darle bola. No entiendo por qué. En eso ella saca unas pastillas anticonceptivas y dice que va a tomarlas ahora, que sino se va a olvidar, que da igual el tema de la hora, que mejor ahora que cuando salgan del recital.

El beso de la mujer araña

-Ah, pero esa película es de John Ford...
-Sí, sí, es el mismo de la que me contaste la otra vez.

(Conversación entre dos policías en servicio. Perú al 100)

viernes, agosto 24, 2007

crítica a la razón pura




miércoles, agosto 22, 2007

1) tu dureza me mata
2) un taladro suena ahora dentro o fuera de mi cabeza
3) el algodón no mejora las cosas
4) en el sueño ella tenía una polera de entramado grueso y se sentaba en la escalera a escucharme. Fumábamos. Dije cosas. Me alegro que nada de eso haya pasado en la realidad. Nada peor que el exceso de amabilidad propia, nada peor que encender un cigarrillo o convidarlo cuando te lo piden así.
5) NO, NO TENGO MÁS CIGARRILLOS PARA VOS, NENA.
6) si pudiéramos revolcarnos un poco como durante el fin de semana. Me enamoro de los chicos que están más ocupados que yo. Nunca me enamoro en realidad, sólo necesito que alguien me haga sentir a diario que no estoy haciendo nada con mi vida.
7) pero vos si me gustas, me gustas, me gustas, y me revolcaría con vos muchas veces más, como lo hicimos en el fin de semana.
8) las cosas que dije, las que no dije, las que no quisiera haber dicho, las que quisiera haber dicho, el sentido de la oportunidad que no vino, que no llegó, que se retrasó, entonces no es sentido de la oportunidad.

lunes, agosto 20, 2007

La vida efímera

Los guantes de goma y la indecisión ante el Cif o el Mr. músculo (¿oxypower?): el baño y la cocina imposibles de evadir, cerrar la puerta y abrirla para ver qué lindo quedó, oh, el olor a Lysoform, aunque en dos horas ni se note.

Zappear entre Rial, Canosa, un documental de Víctor Laplace y Cabak rodeado de señoras que repiten lo que dijeron Rial y Canosa (a Víctor no lo siguen, no) -Rucci lesionada y un poto que canta-, para robar ideas de nota, aunque en dos días ya no sirva.

jueves, agosto 16, 2007

Él está acá


(sin mí)

Mejor, a dormir

Es el bip pipip del mensaje de texto a las doce de la noche. Es alcanzar el teléfono y mirar la pantalla con la ilusión ¿de? ¿alguien?¿quién?

Era mamá.

miércoles, agosto 15, 2007

Déjà vu

Se baja de ese auto y empieza a llover, con violencia. Las señales no deberían ser tan explícitas.

no levantes nunca ese tubo


lunes, agosto 13, 2007

Mi abuela Nélida Libertad
se casó con
mi abuelo Alfonso Jacinto
a los treintaicinco años;
Ella trabajaba en Cinzano
él jugaba al fútbol,
Nélida trabajaba en Cinzano y no terminó la primaria,
Alfonso jugaba en San Lorenzo cuando el fútbol no era profesional,
Alfonso era ante todo elegante;
Nélida probaba todos los días
una tacita de Cinzano con las obreras.
Se casó y dejó de trabajar
tuvieron dos hijos y vivían enfrente de la cancha,
Santander y avenida de La Plata;
Una vez a mi mamá la atacó un gato y casi la mata
una vez mi tío tuvo una fiebre que casi se muere,
mi abuelo cortaba el salame oblicuo para que dure más
después dejó de jugar y empezó a trabajar en el club;
Alfonso era ahí
lo que Nélida Libertad era en su casa con patio;
Los niños fueron a la escuela, a la facultad
mi abuelo se enfermó a los cincuenta y murió,
mi abuela vivió cuarenta años más
en la casa de la calle Santander
tejía, escuchaba la radio, miraba la televisión, leía
novelas buenas que le daba mi mamá y malas que le daba mi tío;
a veces veía a sus nietos
compraba budín inglés
venía a mi casa
y me agarraba las manos para ver si las tenía frías;
nunca volvió a estar con un hombre
vivió sola cuarenta años
preparándose la comida,
limpiando a fondo los cincuenta metros cuadrados de su mundo
tomando Cinzano, comiendo bocaditos Cabsha o Mantecol;
guardaba en una caja los recortes que hablaban de su marido
había también un corpóreo de él tamaño natural
con la camiseta azul y roja,
no sacó su ropa del placard, ni vació la otra mesita de luz
mi abuela comía fideos siempre que podía
y creo que no le gustaba mucho estar con la gente.

viernes, agosto 10, 2007

Dice que su hermano dice que buenos aires
comenta nuestro romance
palabra en desuso cuando podria haber muerto
en medio de un lago -volcanes ahí-
el remo clavado en la nuca no
sin filo entonces la marca del remo en la nuca bronceada
no morimos sólo insultos y ahora se comenta
yo que despierto de noche y no entiendo
-las paredes nunca están del todo firmes-
y lloro la tristeza planetaria del dolor de otro

pasó: la pequeña revista en la que trabajo no money- is dead
quién se llevó la plata que nunca hubo,
quién sabe,
estaba el que decía cómo contemplar el río y el yuyo que se mueve mientras alguien no trabaja y para qué
mi abuelo colgó una cruz en mi puerta “viene
bendecida desde Jerusalén y fue mía por treinta años”
adopto la religión de mi abuelo
la herencia no se quita ni se niega

Hay días

de mierda.

jueves, agosto 09, 2007

Reencuentro familiar

Mamá: Antes de que lo compraras, en tu departamento había una foto de Bin Laden sobre la puerta, no me animé a decirte, pero la ví cuando entré con la de la inmobiliaria... por suerte la sacamos enseguida.
Papá: ¡Terroristas en Palermo!

martes, agosto 07, 2007

realmente imperdible



No escatimamos en diseño nosotros... Así que a falta de uno, dos flyers. Gracias M.

lunes, agosto 06, 2007

imperdible

lectura
(porque no sabemos cantar)

Daniel Durand / Laura Crespi / Alejandro Berón Díaz / Marina Alessio

(Uno que sabe)

Pablo Grinjot


Jueves 9 de agosto, a las 21
En C.C.Pachamama, Argañaraz 22.
Entrada: $ 2.

Cómo te quiero,

peluquita de la cebolla de verdeo

viernes, agosto 03, 2007

Sueños en Chichicastenango

UNO.

Camino por la feria: chapines, artesanías, máscaras, telas, collares, tortillas, gallinas vivas, pollos muertos. De pronto llego a la puerta de la otra dimensión, de la dimensión avanzada, la dimensión bola de luz (¿mucho Castaneda adolescente?), pero no me dejan pasar porque no tengo la vip. "No, el código de barras de su tarjeta no admite su entrada a esta dimensión, lo sentimos". Es el patova del futuro -guatemalteco- el que habla.

DOS.

Ahí está Brad Pitt. Sí, acodado en una mesa de un hostel chapín. Me hace señas, me llama, quiere hablar conmigo. ¡Brad Pitt! Y hablamos (él habla argentino -es un sueño-). Y pienso: ¿me dará bola? Pero no, enseguida me cuenta de Angelina y del tratamiento que están haciendo para poder tener más hijitos negritos ¿?. En eso pasa una chapina vendiendo enchiladas y me pierdo con ella por una calle llena de incienso.

jueves, agosto 02, 2007

Hoy hace cuatrocientos mil días

Que nicoleta nicolini está en el exterior. Bu.