viernes, diciembre 28, 2007

Cercando al enemigo

-¿Cómo estás Teresa?
-Muerta, y encima ahora tengo que hacer pan dulce.
-¿Lo hacés vos? Qué bárbaro, ¿y con fruta abrillantada?
-Con fruta glaceada, si querés después te traigo para que pruebes.
-Sí, me encantaría.

(La guerra está desatada, querido vecino)

1 comentario:

Mariano Feuer dijo...

Me encantó tu blog... si querés pasate por EL Postero a ver que te parece.