sábado, noviembre 03, 2007

Corredor Scalabrini-Carranza, 5 am

Parejas que se besan en el pool cumbiero, Gilda a todo lo que da, en Kentucky la fainá quema, hombres con la cabeza pegada al vidrio me saludan como última oportunidad de salvar la noche, están acabados, Metrópolis también, mi primo agradece, no más damas gratis abajo de su balcón, la Iglesia de Jesucristo no descansa pero el florista sí, dormido con el rociador en la mano, en la esquina sale el pancho y el sandwich gigante de jamón y queso, bajón devorador, taconean algunas con la pintura corrida porque es tarde y en minutos empieza el perturbador y empecinado alarido de los pájaros.

2 comentarios:

juandiego dijo...

qué buen retrato, nico.

acá a la noche no hay cumbia ni bares, pero en el árbol de mi vereda vive un pájaro que se adelanta y canta como loco a las tres de la mañana, un cantito nervioso y rapidito. Parece que estuviera hablando solo, quejándose de algo. Es un tremendo parlanchín. Su volumen es tan alto que no se puede dormir. Traté de identificarlo pero está escondido en la negrura y en las ramas.
Tipo 5 y media llegan los otros y él no canta más. Es verdaderamente un pájaro de la noche-
saludos!

martinfrancisco dijo...

fueron a kentucky despues de compass?

es nuestra salida habitual de 6.30 am luego de una alta jornada laboral.

venganse un dia, y aguanten un poco en la fiesta, flojis

besos