miércoles, septiembre 05, 2007

Aviso

Porque recupero el derecho a siesta y a decir sí cuando me invitan a tomar sol en alguna plaza a las, por ejemplo, cuatro de la tarde, abandono mi trabajo de mercenaria y mis tarjetas vip. Sólo por un par de meses.

2 comentarios:

Sonia dijo...

felicitaciones!

jose dijo...

Qué sabia decisión

Felicitaciones y firme el timón ante el diluvio, que siempre pasa