viernes, junio 22, 2007

Un viernes cualquiera

Abro la puerta de la casa de mis padres, después de una semana sin verlos. Están jubilados. Mi mamá me mira desencajada desde una silla de la cocina. Antes de que pueda dejar la cartera o algo, mi papá me dice:
- Estábamos hablando de vos. Estamos preocupados.
Y mi mamá lanza sus hipótesis:
- O estás saliendo con un monstruo o estás en la droga.

12 comentarios:

a. prats dijo...

Cada dos semanas, en mi casa se produce esta conversación:
- Te drogás, ¿no?
- Obvio que me drogo, mamá.

Anónimo dijo...

está bueno estar en la droga

Lunita dijo...

jijiji
me interesó más la parte en que creen que salís con un mounstruo. Y además... el mounstruo no te acompaña en la droga? malo mounstruo, malo.

L>S>D>A dijo...

Monstruo debería escribirse mounstro.

jose dijo...

Daría todo por tener ese diálogo con mis viejos

mercedes dijo...

Chicos gracias a todos!! esto parece un grupo de autoayuda para aceptar a los padres comos son!!

Pedro Kuy dijo...

Con todo respeto, yo estoy de acuerdo con tu madre: para mí que andás en la droga.

chino barrales dijo...

el monstruo de la droga!
esas ojeras no son de leer.


a.prats se lleva un aplauso

Tatiana dijo...

C) all of the above

Verónica Cento dijo...

esto me parece ya haberlo vivido antes jjejeje, y sí, tuve mis épocas en donde mis viejos se sentaban enfrente, y con caras de ¿¡qué carajo te está pasando?! preguntaban en gral, si me drogaba jajaja...

esa era otra época...

Saludos, chicas

pablo dijo...

y deci que eso te paso luego de una semana en la que no los veia. Imaginate si dejas pasar un mes.

de cierre dijo...

¿y si andás en la droga y además andás con un monstruo? copado!