jueves, febrero 15, 2007

Reflexiones de cierre

Esto se pone denso y mi página da vueltas y vueltas sin signos de estar pronta a entrar en la maquinita de la edición que ruega por una firma liberadora y un te podés ir como le ruego ahora a mi jefe por una pizza o alguna empanada porque no quiero morir como mueren las modelos de las que escribo que comen tan poco como los niños de Etiopía me dijo Cormillot y yo aha aha qué buena comparación doctor y con un hambre de hamburguesa de Burger rajando mi humor en una redacción en la que ya no me quedan amigos. A veces me acuerdo de mi ex compañero de escritorio. ¿Qué, se fueron todos? Hace mucho tiempo ya, mucho.

2 comentarios:

Angelus dijo...

No soy modelo. Y sí, me mato en el gimnasio, estoy obsesa con mi cuerpo (idea! posteo súbito), y me cansa. Me cansa, quisiera vivir en el renacimiento, gordita fofa y feliz.

Me voy a mi blog.

Matías Pailos dijo...

Es hora de cambiar de trabajo. Hace meses que es hora.