miércoles, enero 17, 2007

Punta del diablo

y qué pasa si nos morimos en la ruta
está la historia del hombre odiado y
poderoso que dejaba cartas
antes de viajar y su mujer borracha
pobre miss mundo
llama a servidores de medianoche para
terminar la botella
nos hicimos tantas preguntas alegres
yo con los brazos rígidos al volante sabiendo
que se pueden hacer las cosas mal
pero qué importa si repetís la frase
hay que ir para adelante
mi infancia sabés (me gusta tu palabra)
tenía mucho de esa playa que no te atrae
y versos pegajosos con el mar de fondo
los dos nos mareamos pero yo
ya tuve barco y hay lugares
a los que no puedo volver.

No hay comentarios.: