jueves, enero 18, 2007

porque acepto la aventura del hombre
la mano metida en una pileta de tréboles
ser pequeña y bailar frenética
en un cuarto de dos por dos
donde el vino se derrama sobre las alfombras
velocidad crucero
un vuelo a otro continente
y que los ojos se me llenen
cada vez que alguien se despide

1 comentario:

Hombrecitas Beodas dijo...

Ser pequeña y bailar frenéntica, tuve que recrear eso frente al espejo. No soy pequeña,ni frenética, pero si puedo morir de cirrosis aunque tenga novio.