miércoles, enero 24, 2007

Anticipo: noche de alcohol

Me levanté a las nueve de la mañana, ignoré el perfecto día de playa para sentarme frente a la computadora, localicé productores de moda, entrevisté a dueños de agencia (Dotto, Piñeiro, Darcyl, García Navarro), me interné en el circuito fashion, desenmascaré algunas maniobras del mercado de pases del mundo de la belleza, me indigné con la proliferación de agencias berretas, aprendí la diferencia entre modelo y chica linda, putié contra los padres entregadores que antes decían mi hijo el dotor y hoy dicen mi hija la modelo, recopilé unos treinta mil caracteres de testimonios... y, al final del día, me levantaron la nota por exceso de seriedad. Es que quieren algo más fresco, prefieren un refrito, viste. Quiero llorar. No me queda más opción que una medida triple de Famous.

5 comentarios:

L>S>D>A dijo...

Muy bueno.

chino barrales dijo...

que hijos de puta

jose dijo...

No es fácil la vida del periodista en la costa

Bola Ocho dijo...

Lo de usted es una verdadera fashion emergency.

ine dijo...

ánimo...