viernes, diciembre 29, 2006

Buscando desesperadamente a Nicoleta


Nico se fue, nos dejó, partió hacia zonas de mayor glamour.
En estos días de ausencia sólo hubo llamadas telefónicas con explicaciones tales como:
"Betty, no vas a creermelo, pero ¡estoy en la casa de Olmedo y Porcel!"
Indicaciones hacia mí del tipo:
"Y deciles que se vayan a cagar esos, o no, no les digas, ¡pero que se vayan a cagar!"
No pasó ni una semana. Pero anónimo y yo la extrañamos mucho.

lunes, diciembre 25, 2006

Mini fiesta navideña











Hubo música en vivo, sets de Fito, Fabi Cantilo y hasta un Miguel Mateos. J, ágiles dedos sobre el teclado. BB, Baker girl, voz y whisky en mano. Nicoleta, doble de etiqueta negra y coros; hubo quien se durmió en medio mientras alguien se comía toda la garrapiña. También coreografías: All that jazz, Mouline Rouge, Chicago; movimientos con la coordinación que admite un cuerpo alimentado a vithel tonné y jamón con melón. Y hubo amor, mucho amor, hasta que en Once amaneció y vimos un trineo en la terraza de enfrente.

sábado, diciembre 23, 2006

Lo que queda atrás


jueves, diciembre 21, 2006

Pfff

Alguien me dijo sos el equilibrio perfecto entre la frivolidad y la seriedad. Salí a la vereda y grité váyanse a la puta que los parió. Escucharon todos pero yo sólo quería que escucharan esos dos que nunca me iban a escuchar.

Volqué, hoy volqué.

No sé a dónde se fueron

nuestro nombre aparece
al final de las películas
cuántos habrán venido papá
por las dudas estoy
sentada en la butaca
hasta que los cartelitos pasan
nunca son los que dirigen.

por qué la dejan solita papá
los hombres que le escriben
te adoro te adoro te adoro
con luces de navidad
mientras ella lava verdura y llora
al final de cada escena.

my best friend

Nicoleta me regaló el libro:

"40 mitos y verdades sobre el pelo"

Hasta el momento, lo mejor que me sucedió en la víspera de navidad.

martes, diciembre 19, 2006

lunes, diciembre 18, 2006

Apología del exceso

Noches en las que hay que comerse las cerezas, todas las cerezas, y dejar la nota en la puerta de la heladera, aunque debería decir fresas en la puerta del refrigerador, depende quién traduzca, y cocinar usando toda la batería, así llaman a ollas, sartenes y cacerolas, que hacen ruido tan sólo por unos fideos de espinaca a la provenzal, y el aceite que repta por el piso, inalcanzable, hay que dejarlo, todo ahí, afuera, ostentando el arte de saltear una pasta a la una de la mañana, y meterse en la ducha e inundar el baño, porque no hay otra manera cuando la habitación está oculta detrás de esa montaña de ropa que pudo haber sido la elegida como clave del éxito de cada salida del fin de semana, o de cuando le dijeron: "Vos sos como la Barbie intelectual". Cuánto exceso.

viernes, diciembre 15, 2006

¿por qué nos robaban los perfumes?

eran tres horas o tres segundos
te respondí a la velocidad
de las escenas de la mañana
primer pensamiento
y vos que impedías el mal pero
en sueños porque no se puede
evitar de día cuando te estiro
el elástico del calzón usado
en dos camas distintas
y me hace doler

no existen sueños de tres horas

martes, diciembre 12, 2006

Así fue












lunes, diciembre 11, 2006

Próximamente

Las fotos de la gira de autombombo por Rosario...

sábado, diciembre 09, 2006

Runaway girls

Cierran las ventanas y las puertas de madrugada y se van. Les dicen NO. Les repiten que NO. Alguna vez había que decirlo en serio. ¿A dónde? A Rosario responde BB, le gusta cómo suena, qué pena que ya existe en una portada. Nicoleta la sigue, arma el bolso con la luz apagada, bikini, pollera, libro, anteojos, cremas, lonita y ya.

¿Cómo puede ser que Fito le haya hecho una canción a Thelma y Louise? Que combinación fatídica. BB duerme. Nicoleta se pelea con un pasajero que escribe monografías con su celular. Tiqui, tiqui, tiqui, tiqui. "¿Podrías escribir en silencioso por favor?". BB sigue durmiendo. Va a hacerlo todo el viaje, para despertar fresca con su melena de comic alborotada y preguntar ¿ya llegamos?

"El hotel está por cumplir cien años, van a ver qué lindo". Ellas entran como niñas santas. La cúpula de bronce, escaleras de mármol, barandas de hierro forjado, conserje añejado con el edificio y tele catorce pulgadas: el partido suena de fondo. "Trescientos uno. Ah, pero el baño es compartido con otra pasajera, así que van a tener que dejar la puerta que comunica las habitaciones abierta".

Limonada en el río y fotos en el monumento a la bandera. BB con short y musculosa a rayas. Cruza las piernas. "Así me parezco a mi mamá, estoy igualita". Nicoleta con gorrito. Graciosa. Agua, pasan lanchas, leen. No están pensando en ellos.

jueves, diciembre 07, 2006

Mañana viernes

Periférica, CC Borges, a las 20: lee Nicoleta flanqueada por Ramón Paz y Cucurto. ¿Peligroso?

Hoy


martes, diciembre 05, 2006

¡Sorpresa!

-Gracias por las flores, nunca me regalaron un ramo tan grande.
-¿En serio? Bueno, me alegro de haber sido el primero.
-Son muy lindas.
-Sí, elegí azucenas porque duran muchísimo, a mí me encantan, ¿viste que algunos pimpollos están por abrirse?
-Ay, sí, qué tiernos.
-Bueno, cualquier cosa llamame, ¿sí?
-Eh, claro, nos hablamos, te aviso cuando salga la nota, beso...
-Tu, tu, tu, tu...

(Y Luis Pavesio, ex de Juan Castro, cortó).
dormir con lo puesto
la película se llama
en banfield sin gasa
es de una chica
que olvida su anillo
en un natatorio
despierta con la mano desnuda
una muestra más de su inseguridad
si hubo ruptura
es que algo fue construido
un conjunto de vocales y consonantes
una cuadrilla que arregla de noche
lo que se quema de día

sábado, diciembre 02, 2006

Por qué somos tan correctos

vos con camisa
o con camisa y pantalón y yo sin nada

sabés que voy a bajar en bata

para que el vecino del kiosco que abre

la persiana a la hora que soy víbora

me hable


"¿te lo cogerías?"

***

viernes, diciembre 01, 2006

¿por qué nos sueltan?