jueves, noviembre 09, 2006

Cosmopolitan

J. dice que todo sale mal en estos días por una cuestión galáctica. Qué vertigo. El libro de Carl Sagan, Cosmos, siempre me dio miedo. Tres mil años luz o trescientos mil es lo mismo, cierto. Dice que es por la luna con la conjunción de bla, bla. Yo tengo la luna y el sol en cáncer. Soy cáncer, pero me hago la de Leo, me gusta más. Y mi editora-astróloga se enoja por la traición. Mal, mal. Por eso hoy discutí con the boss, y me negué a hacer esa nota, a hablar de la sexualidad de Gaby Sabatini. No señor, eso es su vida. Yo no voy a hacerla pública. Entonces parece que soy una mala alumna. Así, así nomás: que no comulgo con los preceptos de esta escuela. Cuestión cósmica, debería haber dicho. Claro que después casi me dejó plantada Iliana Calabró y todo salió horrible. La galaxia atenta contra TODOS. "El canceriano es muy defensivo, aguerrido, duro, como el cangrejo: una caparazón para proteger un interior vulnerable". Palabras de mi carta astral.

2 comentarios:

40HSIEH dijo...

Querida canceriana, el problema esta que tiembla porque hasta el 23 de noviembre Mercurio esta retrogrado....me lo dijo mi amigo astrologo.

chirimo dijo...

qué agallas, ya no quedan periodistas así...