lunes, octubre 02, 2006

Ruinas circulares

Encontrarte por la calle con el ex-hombre-de-tu-vida cuando te podrías haber encontrado con tres millones de personas antes que con él; arreglar para desayunar con ese otro que hace tantos años un poco te rompió el corazón; escuchar que el reciclado-del-que-huíste la última vez volvió a preguntar por vos. Y, al final del día, ahogarte en un gran redondel y buscar la lucecita de salida que tan de moda se puso en la ciudad.

1 comentario:

Malena dijo...

y si todo eso te pasa un domingo -tipo 19hs- ya podés pensar en suicidarte...