lunes, octubre 23, 2006

Hay que prohibir

La inconciencia de escribir un mail desesperado a las cuatro de la mañana. No, mejor prohibir su relectura a la mañana siguiente.

1 comentario:

chino barrales dijo...

totalmente.
también puede traducirse en una frase de un amigo: "hay que prohibirle la palabra al duro"