jueves, septiembre 07, 2006

Y sí, a veces me encolerizo

Hoy tuve ganas de patear a un viejo. De darle un toquecito al bastón y verlo trastabillar y después caer al ritmo del ooooh de los clientes del banco. De decirle: el problema es que usted es un viejo de mierda, sabe, y ser viejo no lo salva de ser un viejo de mierda. Bye.

11 comentarios:

Guillermo dijo...

Pero! Que pasó! No se trata así a la gente mayor! A "nuestros viejitos"!

Pero que jodida que sos al final che!

uno dijo...

Yo empecé leyendo este blog creyendo que lo escribía una chica. secretamente: me enamoré. después me enteré que lo escribían dos chicas. me pregunto si es lícito seguir enamorado.

autobombo dijo...

Claro, no somos celosas.

Funes dijo...

Ah... ojo tú donde metes tus narices... algunos viejos son poderosos represores...

Funes dijo...

...igual, aguante al ira!

Lord Cheselin dijo...

Bye no mejor AUFWIEDERSEHEN

Anónimo dijo...

uno, dos, ultraviolento, UNO, DOS ULTRAVIOLENTOO!

Anónimo dijo...

asi nunca vas a conseguir novio nena...

autobombo dijo...

Al menos no uno de más de 70 y con bastón.

L>S>D>A dijo...

Y cuando finalmente lo consigas, juntos conformarán una dupla que atemorizará a los gerontes.

¿El bastón es requisito para ser golpeado?

Si no es así, pasen por el 14 a apalear al ancianito.

Anónimo dijo...

qué mala que sos, no serás punk?