jueves, septiembre 28, 2006

Movimientos en una redacción nueva

-Probar todos los productos de la máquina de golosinas.
-Averiguar dónde están la fotocopiadora, la impresora, los sobres y demás artículos de primera necesidad sin que se note que estás absolutamente perdida.
-Decidir cuál es tu baño preferido y en qué espejo te ves mejor.
-Empezar a coleccionar menúes del día.
-Agendar quién se da vuelta cuando pasás por el pasillo, quién te gustaría que se diera vuelta y de quién te tenés que esconder cuando lo hace.

-Inventarse un estímulo o una víctima para lucir más bella cada día.

6 comentarios:

yo dijo...

en el piso 8 quién te gustaría que se de vuelta si son gente macanuda pero ninguno es uauhhhhh...

Anónimo dijo...

mm.. Liberesé, srita.

Tatiana dijo...

ummm, buscar una victima para vestirse bien a la mañana es la mejor escusa para ir a trabajar.

L>S>D>A dijo...

Qué crueles son las féminas cuando dictan su lugar en el mundo.

Mientras miro a las chicas que se esconden mientras me doy vuelta,
les agradezco re-permitir mi participación en este espacio que alguna vez fue humilde.

Y las abrazo. P.

Anónimo dijo...

es el texto más histérico y narcisista que leí en mucho tiempo... Habrá algo en el mundo además de las miradas sobre tu persona?
¡pobres de nosotros que debemos lidiar con estos ejemplares!

autobombo dijo...

Ay usuario anónimo, además de cagón, estás cada vez más previsible y aburrido con los comments. Sí, pobre de vos que tenés que sufrirnos y que no podés dejar de leernos. Es muy narcisista lo que acabo de decir? Im sorrrry...