miércoles, septiembre 13, 2006

la fiebre difumina el contenido del sueño
las palabras caen de su mente
como cristales de sal gruesa

1 comentario:

Santina dijo...

Me gusta mucho!
A veces en el delirio se encuentra la inspiración.Felicitaciones.