domingo, septiembre 24, 2006

The bride's corpse

Tirar de la cinta blanca entre manos que se desesperan por la superstición y que la novia diga ahora y todas busquemos con ansiosa ilusión qué se escondía debajo del merengue.

Madre me mira. Pregunta.
-Qué te tocó?
-Una virgen.
-Ay, justo a vos!


Correr detrás de la novia y clasificarse según el estado civil para que las señoras con foulard comenten por lo bajo cuándo se casará fulana y estirar el brazo y ver que hermana esquiva el bouquet para que las flores lleguen a mi mano.

Madre me mira. Exclama.
-Ay, te tocó a vos! Andá a contarle a tu abuela.

Y ser la futura hija perfecta y despertar con jazmines podridos en la cocina.

1 comentario:

Domin & cia. dijo...

Esas son las situaciones que sirven para que algun machista de los que quedan haga algun comentario tremendo. Recuerdo cuando se caso un amigo, que un pibe le dice a una amiga, "estas de oferta?".
En fin, esas son situaciones potentes, chicas. Me gusto el post.