jueves, agosto 17, 2006

poetas perreros (o el perro del poema)

quién de ustedes
a ver
quién de ustedes
se lleva el pato
que vale
más que el verso
que vale
mas que un bueno
eso es todo
quién de ustedes
a ver
quién de ustedes
se declara en la caza
de las niñas puras
que no pueden salvarse

es tarde tarde tarde
ahí está la mordida
del perro del poeta

10 comentarios:

roberto bolanio dijo...

En aquel tiempo yo tenía veinte años
y estaba loco.
Había perdido un país
pero había ganado un sueño.
Y si tenía ese sueño
lo demás no importaba.
Ni trabajar ni rezar
ni estudiar en la madrugada
junto a los perros románticos.
Y el sueño vivía en el vacío de mi espíritu.
Una habitación de madera,
en penumbras,
en uno de los pulmones del trópico.
Y a veces me volvía dentro de mí
y visitaba el sueño: estatua eternizada
en pensamientos líquidos,
un gusano blanco retorciéndose
en el amor.
Un amor desbocado.
Un sueño dentro de otro sueño.
Y la pesadilla me decía: crecerás.
Dejarás atrás las imágenes del dolor y del laberinto
y olvidarás.
Pero en aquel tiempo crecer hubiera sido un crimen.
Estoy aquí, dije, con los perros románticos
y aquí me voy a quedar.

Benjie dijo...

Qué pasa? ¿ninguno se hace cargo?

Damián dijo...

Ah¡ a mí me gusta escribir sobre perros, pero no me sale. Pero más me gusta leer sobre perros. Recuerdo unas página de Fogwill sobre unos perros en un cuento. También está aquello de " un perro que se da cuenta que es perro deja de serlo". Y así. Lindo blog. saludos.

paula dijo...

muy buenisimo. y efectivo. encantó

Anónimo dijo...

Ay damián, sospecho que las autobombas están hablando de otros perros. ¿Nunca te dijeron canichero?

L>S>D>A dijo...

Asiré las armas, como corresponde, al contemplar que nadie recoge el guante.

Yo me declaro a la caza de las niñas puras. Sobre todo, y sin culpa, si ya antes de mí no pueden salvarse.

Me gustaron los dos poemas que leí hoy en este blog. El de Bolaños lo entendí un poco más, eso creo.

Pero ya es tarde, tarde, tarde.
Acá está la mordida y el perro duerme. Queda apenas el poeta, sospechosamente alerta.

Diana dijo...

autobombas viene de bombear
y de bombo
como veran, es zarpado y tb con culpa
hay de todo, ya saben
perros, perros y perros

esteban dijo...

fue una tarde gris.
trepado en la loma de ripio
mirando la ruta y sus autos
con la única compañía
del perro del vecino.

primero lo intenté echar
con patadas y shu, shu,
fuera perro, fuera.
y el perro nada,
se acercaba y me miraba.

no pasó mucho tiempo
y no sé si fue la tarde gris
o los autos de la ruta
o el perro que se acercaba
me miraba y me tocaba.

pero hubo un instante
de compasión por ese
can necesitado de amor.
me arremangué, y mirando
para el otro lado
hice lo que tenía que hacer.

por mi parte no sentí nada.
la tarde gris se hizo
noche negra y el perro,
al rato, se levantó y se fue.
más tarde mi vieja me llamó
a comer.

niñacriolla dijo...

niñas puras no hay
niñas de raza tampoco
están mordidas
tienen la marca de la rabia al cuello
la noche gótica apagó sus luces
ya
para que salgan a contagiar
de rubios zonzos pelos rulos
al mundo
al mundo hincado por ellas
cada centímetro
de espumas
perras
perras
perras.

paula trama dijo...

está muy bueno