sábado, agosto 05, 2006

La fiesta

alguna vez le pidió droga
así le dijo
quiero drogarme con vos


entra como la reina
de villa crespo
apuesta a que sus piernas pueden
rastrear una piel que huela
igual durante el día
y reinventa su fe
en un orden:
de los ciento cincuenta
unos setenta deberían
enamorarse de ella

no podés hacer una religión
de cada noche

ahí estaba el verso perfecto.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

cómo sé quién de las dos escribe qué.

colorado dijo...

por el color de pelo

L>S>D>A dijo...

Buena respuesta

illinoise dijo...

Mercedes, si supieras donde vivis te secuestro, y no te dejo salir mas de mi casa

W. H. Percepied dijo...

que diria jim morrison..