miércoles, agosto 02, 2006

¿Cuándo fue?

que dejaron de gustarnos los chicos que corrían más rápido, los que pateaban fuerte la pelota y metían goles, los que se tiraban del tobogán más alto de toda la plaza...

16 comentarios:

lamentablemente dijo...

¿nunca?¿casi?
bsss

Guillermo dijo...

Y... quizas el día que te empezaron a gustar los que te apretaban mejor en los lentos, los que te besaban mas lindo, etc.

la enmascarada dijo...

cuando me empezaron a gustar los gorditos tiernos y sentimentales...
:-P

Guillermo dijo...

Ay! Como yo! Alcoyana! Alcoyana!

Tatiana dijo...

no, en esa epoca los chicos me parecian brutos y generalmente tenian los mocos colgando. cuando me empezaron a gustar ya hacian otras actividades

el marqués de UADE dijo...

cuando maduraron

L>S>D>A dijo...

El 7 de agosto de 1996.



Tan arbitraria como cualquier otra respuesta.

bb dijo...

Marqués de Uade!!! que buen nombre y que mala respuesta!!!

Nostálgica dijo...

Confieso que aún me inquietan los chicos que andan rápido en bicicleta. Pienso que ellos piensan que si andan rápido, me van a gustar más. Al menos eso me pasaba cuando era pequeña y me bamboleaba en rollers a toda velocidad.

aaaahhhhhhh dijo...

este post es hermoso

Kurt dijo...

¿Cuando empezaron a leer y escribir poesía?

nac&pop dijo...

cuando el blog se volvió masivo

Luna dijo...

Cuando descubrimos que los gorditos con pancita, son muchiiiiiiiisimo mas copados e inteligentes, solo por el hecho de estar más relajados. Ay!!! puedo amarlos!!!

Dieguez dijo...

Probablemente haya sido en el momento exacto en el que yo aprendí a patearle fuerte a la pelota y me animé a tirarme del tobogán más alto de la plaza.

Luna dijo...

Igual, no te hacía falta!

GOGUI dijo...

Exactamente cuando dejamos de mirar a las chicas rubias, decididas, exitosas, perfectas y que llevaban masitas a los asaltos, y nos empezaron a gustar las tímidas, de pelo negro, piel blanca, ropa medio salida.

Un día nos dimos cuenta, sin excepción, que son todas unas hijas de puta.





Y nos gustaron más todavía.