jueves, julio 27, 2006

Palermo tiene esas cosas

-Ay, pero qué lindos, ¿qué son?
-Corazones de tela.
-¿Y para qué sirven?
-Son objetos, los traje para vender.
-Qué hermosos, mirá este, con el estampado de florcitas.
-Ay, sí, a mí me costó deshacerme de ese; es que soy el artista, y a los artistas a veces nos pasa eso con nuestra obra, nos encariñamos.

(Y mientras me movía tímidamente hacia a la puerta de salida, la conversación proseguía hacia rumbos insondables…)

3 comentarios:

Bola Ocho dijo...

Los corazones de tela, ¿se desilachan en vez de sangrar?

molina dijo...

el título del post me hace acordar al título de un cuento muy grosso

lucasb. dijo...

a mi me gustan los blogs frescos, inteligentes y desenfadados como este. ahi 'ta el bombo.
ahora el autobombo
manzana24.blogspot.com