martes, junio 13, 2006

No tan cortito al pie (Nicoleta y el mundial)

Espero el subte. Escucho la canción del mundial de Italia que sale de la tele. Creo que me emociono un poco. La persona que está al lado de mí, también. Nos miramos. Nos reímos con el que le pega el pelotazo al árbitro, el que no puede hacer el dribbling, el que se enrosca con su piernas. Nos miramos, nos reímos y yo, insisto, un poco me emociono. Como cuando estoy indispueta y veo publicidades con nenes, viejos o autos. A veces lloro. Y me siento tan tonta. La canción del mundial de Italia termina y con mi compañero de espera nos volvemos a mirar. Él todavía no llegó porque no tiene más de cinco años. Yo nunca habría llegado, porque soy mujer. Pero a los dos nos re gusta esa propaganda y nos declaramos presa fácil de nuestros queridos creativos.

La redacción suspende cualquier actividad. El director de la revista improvisa una platea con unas sillas y se planta frente al televisor. Acá estamos nosotros, allá Brasil y Croacia. Digo que hincho por Brasil y me fulminan con la mirada. Digo que los croatas son muy lindos. Pero muy lindos, y me vuelven a fulminar. Digo, eh, pero Cafú es medio viejo, cuántos mundiales jugó? Y nadie me responde. Igual, yo sigo a full con el mundial. Me re gusta el mundial. Y poder hacer comentarios del estilo "pero Ronaldinho es malísimo" y que nadie me preste atención.

1 comentario:

Molina dijo...

Anotate una mirada mía así por hinchar por Brasil.

La persona que esperaba el subte con vos tenía menos de 5 años? qué grosso, me lo había imaginado de saco y corbata.